Proyecto fotovoltaico de Capella Solar

Para consultas y comentarios para la CII, contacte con:
El equipo de Comunicaciones de la CII
Correo electrónico: divulgacionpublica@iadb.org

Por consultas sobre los proyectos, incluyendo temas ambientales y sociales relacionados con una inversión de BID Invest, por favor contactar al cliente usando la información anteriormente proporcionada. Como último recurso, comunidades afectadas tienen acceso al Mecanismo Independiente de Consulta e Investigación de BID Invest.
Teléfono:+1 (202) 623-3952
Fax: +1 (202) 312-4057
Dirección: 1300 New York Ave. NW Washington, DC. USA. 20577
Correo electrónico: mecanismo@iadb.org o MICI@iadb.org

Número de proyecto: 
12232-01
Fecha prevista para consideración del Directorio: 
31/07/2018
Fecha de publicación: 
19/07/2018
Compañía: 
Capella Solar S.A. de C.V.
Entidad Patrocinadora: 
Neoen S.A.S.
Monto de Financiamiento Solicitado: 
Hasta US$30 millones
Sector: 
Energía
Categoría Ambiental y Social: 
B
Ubicación: 
Usulután
Alcance y objetivo del proyecto: 

El proyecto consiste en la construcción, la operación y el mantenimiento de dos plantas de energía fotovoltaica (Albireo 1 y 2) con una capacidad instalada combinada de 140 MWp (100MWac), incluidas una línea de transmisión de 8,7 kilómetros y otras instalaciones de interconexión, situadas en los municipios de Puerto del Triunfo, Jiquilisco y Ozatlán, departamento de Usulután, El Salvador (el “Proyecto”).

El Proyecto se beneficiará de contratos de compraventa de energía a 20 años de plazo denominados en dólares estadounidenses, a un precio de alrededor de US$49,6/MWh, suscritos con las siete empresas de distribución. El almacenamiento en la planta fotovoltaica estará basado en un sistema de almacenamiento de energía de batería de 3 MW/1,5 MWh garantizado, a fin de cumplir el código de redes eléctricas de El Salvador que contempla un servicio de reserva primaria de 3% para reglamentación primaria.

El Proyecto está siendo ejecutado por Neoen S.A.S. (el “Patrocinador”), una productora de energía independiente de nacionalidad francesa. EL costo estimativo total del Proyecto asciende a unos US$144 millones. Se prevé que el financiamiento se estructurará por medio de tres préstamos preferentes de BID Invest, FMO y Proparco, cada uno por alrededor de US$30 millones, en tanto que el resto se financiará con capital del Patrocinador.
El Proyecto arrojará beneficios importantes y tangibles para El Salvador, dado que (i) aumentará sustancialmente la proporción de energía solar dentro de la matriz de generación del país; (ii) sobre la base del precio de subasta, contribuirá a reducir las facturas de electricidad, dado que actualmente el precio de los contratos de compraventa de energía está muy por debajo del actual promedio del mercado; y (iii) al invertir el programas locales de desarrollo social 3% de sus ingresos, el Proyecto brindará apoyo a las comunidades locales.

Revisión de temas medioambientales: 

Información general y sinopsis de la evaluación ambiental y social efectuada por BID Invest

BID Invest llevó a cabo un análisis de debida diligencia ambiental y social para este proyecto, en colaboración con FMO, el banco holandés de desarrollo. Para dicho análisis se contó con el apoyo de una consultora internacional especializada. A principios de marzo de 2018 se efectuó una visita al lugar, que comprendió reuniones con el equipo de gestión del proyecto, miembros de las comunidades locales y representantes comunitarios.

Categorización ambiental y social y fundamentos

De conformidad con la Política de Sostenibilidad Ambiental y Social de la CII, el Proyecto se ha clasificado como operación de Categoría B pues sus potenciales impactos y riesgos ambientales y sociales están limitados al lugar del Proyecto, son mayormente reversibles y se pueden mitigar con medidas fáciles de adoptar y aplicar en el contexto de la operación. Los riesgos e impactos vinculados con el Proyecto son los típicos de la construcción, la operación y el mantenimiento de una planta fotovoltaica de gran tamaño, incluidos, entre otros, los de generación de polvo y los relacionados con la seguridad vial en razón del tráfico de vehículos y equipos; riesgos para la salud y seguridad física de los obreros de construcción; y generación de grandes cantidades de residuos sólidos (especialmente cuando el Proyecto, en última instancia, se retire del servicio). También hay otros riesgos, mayormente relacionados con la seguridad de los trabajadores y las comunidades debido a la fuerte presencia de bandas delictivas en la región donde se levantará el Proyecto.

Contexto ambiental y social

El Proyecto consiste en una planta de energía solar fotovoltaica de 100 megavatios y una línea de transmisión de electricidad de 115 kV. Esta última tendrá una longitud de 8,7 kilómetros y correrá a lo largo de rutas existentes, hasta su conexión con la subestación Ozatlán, de ETESAL. La planta se construirá en los municipios de Puerto El Triunfo y Jiquilisco y la línea de transmisión atravesará este último municipio y el de Ozatlán, todos ellos ubicados en el departamento de Usulután. El sitio se encuentra en una zona rural más de 100 kilómetros al sudeste de la ciudad de San Salvador.

La planta solar ocupa tres terrenos, que en conjunto tienen una superficie total de 279 hectáreas, y que anteriormente se usaban para cultivar caña de azúcar, bajo arrendamiento por la Compañía Azucarera Salvadoreña (una de las mayores productoras de azúcar del país). Las tierras circundantes están dedicadas a los usos típicos de esa región, con predominio de los campos de caña de azúcar. Cerca del sitio hay dos comunidades: Colonia María Auxiliadora y El Sitio Santa Lucía.

Riesgos e impactos ambientales y medidas de mitigación y compensación propuestas

Evaluación y gestión de los riesgos e impactos ambientales y sociales

Se efectuaron dos evaluaciones de impacto ambiental y social: una para la planta fotovoltaica y otra para la línea de transmisión. Con posterioridad, las autoridades emitieron la licencia ambiental para la planta; en cuanto a la de la línea de transmisión, todavía está pendiente y Neoen deberá obtenerla y elaborar un mecanismo para llevar registro del estado de todas las licencias y autorizaciones antes de la firma del contrato de préstamo. Todo esto, incluidos los demás acuerdos requeridos para abordar las brechas, en cumplimiento de las políticas de BID Invest, se ha codificado en el plan de acción ambiental y social del Proyecto, que se presenta al final de este resumen. En última instancia, dicho plan será parte integrante del contrato de préstamo.

Como parte de la evaluación de impacto ambiental y social de la planta fotovoltaica se elaboró un plan de gestión ambiental. Sin embargo, Neoen se ha comprometido a elaborar un plan de gestión ambiental y social específico para la fase de construcción del Proyecto (tanto para la planta fotovoltaica como para la línea de transmisión) que esté más en consonancia con las normas de desempeño de la IFC. Asimismo, se ha comprometido a elaborar un sistema de gestión ambiental y social, que, junto con el sistema de gestión ambiental y social del contratista de ingeniería, adquisición y construcción (el “Contratista de Ingeniería, Adquisición y Construcción”), amalgamará y operacionalizará todos los procedimientos y planes de gestión ambiental y social del Proyecto. Neoen elaborará un sistema de gestión ambiental y social separado para la etapa operativa.

Neoen tiene una persona en el país, responsable de todos los aspectos ambientales y sociales relacionados con el Proyecto, y que también es responsable de dichos aspectos en otro de los parques solares de la empresa, a saber, Providencia Solar (también financiado por el Grupo BID), por lo cual posee una experiencia adecuada para cumplir bien sus cometidos. Para ayudar a esa persona a implementar el sistema de gestión ambiental y social del Proyecto y asegurar el cumplimiento de las políticas ambientales y sociales de BID Invest, Neoen conformará un equipo de gestión ambiental y social integrado por profesionales calificados en esos aspectos.

Como parte de la preparación de las evaluaciones de impacto ambiental y social se llevaron a cabo consultas públicas. El análisis de debida diligencia ambiental y social confirmó que las comunidades locales, las autoridades locales y otras partes interesadas fueron debidamente informadas acerca del Proyecto. Se siguen celebrando reuniones periódicas con las comunidades y los municipios, en cuyo transcurso se intercambia información sobre el Proyecto y el personal asignado a este tiene la oportunidad de gestionar las expectativas de las comunidades. Para asegurarse de que las relaciones con las comunidades locales sean sistemática y constantemente positivas, Neoen elaborará un plan de interacción con las partes interesadas (incluido un mecanismo de reclamaciones comunitarias) y un plan de desarrollo comunitario. Para que dichos planes se puedan ejecutar de manera integral, el equipo de gestión social y ambiental incluirá un enlace con las comunidades.

Condiciones laborales y de trabajo

Neoen está redactando una política de recursos humanos para el Proyecto, y para ponerla en práctica también está elaborando un plan de gestión laboral integral. Dicho plan abordará temas como los siguientes: vivienda y transporte de los trabajadores, horarios y condiciones de trabajo y planes para integrar en la fuerza laboral del Proyecto a miembros de las comunidades locales y de grupos de personas desaventajadas. En el marco de la elaboración de dicho plan, Neoen se encuentra evaluando si el acceso de los trabajadores a una atención médica de emergencia idónea es adecuado. Según lo acordado en el plan de acción ambiental y social, si se determina que ese acceso es inadecuado, Neoen tomará medidas para rectificar la situación.

Se prevé que la construcción durará de 12 a 14 meses, con una fuerza laboral de un máximo de entre 400 y 600 trabajadores. Neoen ha elaborado un plan de salud, seguridad y gestión ambiental, que contiene disposiciones adecuadas en cuanto a salud y seguridad física de los trabajadores. Esas mismas disposiciones se han incorporado en el contrato del Contratista de Ingeniería, Adquisición y Construcción. Como parte del plan de acción ambiental y social, Neoen se ha comprometido a elaborar un mecanismo de reclamaciones de los trabajadores que permita abordar de manera sistemática cualquier preocupación laboral de los trabajadores.

Eficiencia en el uso de recursos y prevención de la contaminación

Durante la construcción del Proyecto, el agua se usará principalmente para consumo doméstico y para el control del polvo. El agua será llevada al sitio por camiones cisterna de una proveedora de servicios independiente. Para la eliminación del agua de consumo doméstico, el Proyecto utilizará el vaciadero municipal gestionado por una empresa privada. Solamente se producirá una cantidad reducida de residuos peligrosos (principalmente aceites y lubricantes), que se gestionarán a través de una entidad de gestión de residuos autorizada. Todas las otras medidas necesarias para prevenir la contaminación durante la construcción ya se han identificado en la evaluación de impacto ambiental y social y se integrarán en el plan de gestión ambiental y social de la construcción.

Para operar la planta y la línea de transmisión se deberá gestionar la vegetación. En ese sentido, y según se desprende del plan de acción ambiental y social, Neoen se ha comprometido a elaborar un plan de gestión integrada de plantas y pestes a fin de reducir al mínimo el uso de herbicidas y pesticidas. En lugar de métodos de control químicos, el plan favorecerá el empleo de métodos manuales como el corte a mano, lo cual tendría el beneficio agregado de ofrecer una fuente de trabajo a los residentes de las inmediaciones.

Por solicitud de los prestamistas, Neoen está elaborando un plan de retiro del servicio para la gestión adecuada y descarte final de todos los equipos de la planta.

Salud, seguridad física y protección comunitarias

El sitio del Proyecto tendrá cerco y estará patrullado por un grupo de seguridad armado. Para abordar los riesgos conexos, y según lo acordado en el plan de acción ambiental y social, Neoen elaborará un plan de gestión de la seguridad, que incluirá disposiciones para la capacitación del personal de seguridad en aplicación de los Principios Voluntarios de Seguridad y Derechos Humanos.

Para mitigar el riesgo que el tráfico relacionado con la construcción supondrá para las comunidades, Neoen elaborará un plan de gestión del tráfico. También se ha comprometido a elaborar un plan comunitario de preparación y respuesta ante emergencias, si bien, vista la naturaleza del Proyecto y el sector, se prevé que los riesgos de emergencias que la operación pueda plantear para las comunidades locales serán mínimos.

Neoen colaborará con el Contratista de Ingeniería, Adquisición y Construcción en la implantación del mecanismo de reclamaciones de las comunidades relativo al Proyecto, a fin de que cualquier reclamación de los miembros de las comunidades se pueda radicar sistemáticamente y abordar oportuna y adecuadamente.

Adquisición de tierras y reasentamiento involuntario

El Proyecto no dará lugar a ningún reasentamiento involuntario. Neoen adquirió todos los terrenos pertinentes mediante la modalidad de acuerdo entre el comprador y el vendedor, cosa que fue verificada durante el análisis de debida diligencia ambiental y social por el equipo de proyecto, que también comprobó que no había ningún reclamo pendiente sobre los terrenos del Proyecto.

Conservación de la biodiversidad y hábitat naturales

El Proyecto surge en un paisaje que lleva décadas dominado por la producción intensiva de caña de azúcar, cuyas plantaciones alternan con pequeños asentamientos humanos y pastizales. El sitio no alberga ningún hábitat natural; la construcción hará necesario derribar unos pocos árboles, frente a lo cual Neoen está elaborando un plan de reforestación, en cumplimiento de los reglamentos nacionales.

El sitio del Proyecto está dentro de la zona de amortiguación del Área Natural y Humedal de la Bahía de Jiquilisco, zona protegida reconocida a escala nacional. El plan de gestión para la zona protegida no reglamenta los usos de la tierra dentro de la zona de amortiguación, si bien promueve alternativas frente a la agricultura intensiva que actualmente domina el paisaje y que puede contaminar las aguas de la bahía. Por ende, el reemplazo de plantaciones de caña de azúcar (para las cuales es necesario utilizar productos agroquímicos de manera intensiva) con un parque de energía solar fotovoltaica es una contribución positiva a los objetivos de gestión de la zona protegida.

El Proyecto dista unos dos kilómetros tierra adentro de la propia bahía de Jiquilisco, que es reconocida como zona de importancia ornitológica, sitio Ramsar y reserva biosférica. Las evaluaciones de impacto ambiental y social para la planta solar y la línea de transmisión permitieron determinar que no se prevén mayores riesgos para la fauna ornitológica de la bahía, vista la naturaleza del Proyecto, el uso que se dio históricamente a las tierras donde se implantará y su distancia desde la propia bahía. No obstante, Neoen convino con los prestamistas en contratar a un especialista para que haga un seguimiento de las poblaciones de aves durante el primer año de operación del Proyecto, a fin de confirmar que la planta no esté afectando negativamente dichas poblaciones de manera involuntaria. En el marco del Proyecto se ha asumido el compromiso de tomar medidas de mitigación aceptables para los prestatarios en caso de que, imprevistamente, se detecten impactos importantes.

Poblaciones indígenas

En el análisis de debida diligencia ambiental y social se confirmó que dentro de la zona de influencia del Proyecto no vive ningún grupo de personas indígenas.

Patrimonio cultural

En la evaluación de impacto ambiental y social para la planta solar y en un estudio posterior encargado por el Ministerio de Cultura se determinó que no se prevé ningún hallazgo de artefactos arqueológicos de importancia en el sitio. En relación con la línea de transmisión, Neoen está aguardando que las autoridades dicten los términos del estudio arqueológico que debe llevar a cabo. En el marco del plan de acción ambiental y social, la empresa se ha comprometido a concluir dicho estudio antes del comienzo de la construcción de la línea. Asimismo, se ha comprometido a elaborar un procedimiento sobre “hallazgos fortuitos” para la gestión adecuada de cualquier artefacto que pueda descubrirse durante la construcción.

 

Información de contacto: 

Nombre del contacto del cliente: Paolo Cartagena
Cargo:      Director de Capella Solar
Teléfono:   +503 2263-1292
Correo electrónico:  paolo.cartagena@neoen.com

Plan de acción ambiental y social: