Inversiones de capital

La CII considera que las inversiones de capital y cuasicapital son herramientas financieras importantes para promover el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas. Dichos instrumentos, mediante los cuales los inversionistas y las empresas comparten los riesgos y los posibles beneficios de un emprendimiento comercial, ayudan a crear puestos de trabajo estables, acrecentar la productividad, impulsar las exportaciones y generar oportunidades comerciales indirectas a medio y largo plazo.

En su condición de inversionista, la CII procura siempre generar rendimientos positivos sobre sus inversiones al ofrecer tasas de mercado y compartir los riesgos de la inversión con sus socios.

La CII canaliza financiamiento hacia diversos económicos. Sus inversiones están destinadas, primordialmente, a alentar los planes de expansión y globalización de empresas en franco crecimiento que tengan modelos de negocio confirmados. Asimismo, la CII realiza inversiones de capital en proyectos de energía renovable y eficiencia energética, con diversos instrumentos de capital y cuasicapital para satisfacer las necesidades concretas de cada empresa y proyecto mediante:

  • Acciones preferentes;
  • Acciones ordinarias;
  • Garantías;
  • Inversiones con rendimientos referenciados a un porcentaje de las ventas;
  • Préstamos subordinados; y
  • Préstamos convertibles.

Las inversiones de la CII normalmente oscilan entre US$2 millones y US$10 millones, con plazos de entre cuatro y diez años y una participación en el capital no superior al 20 por ciento.

Parte de la función de la Corporación como inversionista consiste en agregar valor a las empresas clientes ofreciéndoles asistencia no financiera a través de su división de Asistencia Técnica y Alianzas Estratégicas en áreas tales como gobierno empresarial y normas y procedimientos ambientales.