Current to Current

Para consultas y comentarios para la CII, contacte con:
El equipo de Comunicaciones de la CII
Correo electrónico: divulgacionpublica@iadb.org

Para consultas acerca de proyectos, incluyendo preguntas medioambientales y sociales relacionadas con las inversiones de la IIC, por favor, contacte con el cliente o con la CII utilizando la información de contacto proporcionada anteriormente. Adicionalmente, las comunidades afectadas por alguno de nuestros proyectos tienen a su disposición el acceso al Mecanismo Independiente de Consulta e Investigación de la CII.
Teléfono:+1 (202) 623-3952
Fax: +1 (202) 312-4057
Dirección: 1300 New York Ave. NW Washington, DC. USA. 20577
Correo electrónico: mecanismo@iadb.org o MICI@iadb.org

Número de proyecto: 
RC3209A-01
Fecha prevista para consideración del Directorio: 
27/11/2007
Fecha de publicación: 
26/10/2007
Compañía: 
C to C Holdings, Ltd.
Monto de Financiamiento Solicitado: 
Sector: 
Utilities
Ubicación: 
País: 
Alcance y objetivo del proyecto: 

Inversión de capital en una empresa que va a desarrollar e instalar una serie de generadores sumergibles (SPG, por su nombre en inglés) para generar energía utilizando las corrientes causadas por el flujo oceánico y/o las mareas. La electricidad generada se transmite a la costa a través de cables.

Revisión de temas medioambientales: 

Clasificación y consideraciones medioambientales: Se trata de un proyecto de categoría III según el procedimiento de revisión medioambiental de la CII porque puede tener como resultado ciertos efectos que pueden evitarse o mitigarse siguiendo normas, directrices y criterios de diseño generalmente reconocidos. Las principales consideraciones ambientales y laborales relacionadas con el proyecto se refieren a corrientes oceánicas, calidad de las aguas, mamíferos marinos, hábitats del suelo oceánico, pesca y uso recreativo de emplazamientos situados en mar abierto.

Antecedentes: El SPG está considerado como una fuente innovadora de energía renovable y está diseñado de manera que tenga un impacto reducido desde el punto de vista medioambiental. Dado que es probable que el proyecto lleve a una reducción de las emisiones de carbono que son consecuencia del uso de combustibles fósiles en varios países, Current to Current tiene previsto solicitar que el proyecto se clasifique en el marco del Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) para poder generar créditos de carbono bajo el Protocolo de Kyoto.

El Mineral Management Service (MMS), o Servicio de Manejo de Minerales, una división del Departamento del Interior de los Estados Unidos, publicó en marzo de 2007 un borrador del Programmatic Environmental Impact Statement (EIS), una declaración relativa a las soluciones de energía renovable en mar abierto que incluye información sobre los efectos ambientales previstos y las medidas mitigantes relacionadas con tecnología de corrientes oceánicas. Sin embargo, a medida que se seleccionen ubicaciones concretas para los SPG, Current to Current irá elaborando evaluaciones de impacto ambiental y planes de gestión ambiental específicos para cada ubicación propuesta.

Calidad del aire: Dado que se trata de un proyecto de energía renovable que no se sirve de combustibles fósiles, sino de las corrientes oceánicas para la generación de energía, es probable que dé lugar a una reducción general de las emisiones de gases de efecto invernadero, ya que previsiblemente desplazará a otras fuentes de energía que producen emisiones atmosféricas considerablemente más elevadas. Los posibles efectos en la calidad del aire durante las fases de pruebas técnicas, caracterización del emplazamiento y operación serían poco importantes. Más considerables son los efectos potenciales de las emisiones de polvo fugitivo causadas por las actividades de movimiento de tierras y tráfico de vehículos durante las fases de construcción y desmantelamiento para la preparación de las instalaciones en tierra, que serían de corta duración y relativamente fáciles de minimizar.

Corrientes oceánicas: Se espera que la reducción en la altura de las olas y la energía de las corrientes como consecuencia de su impacto con las estructuras del proyecto sea escasa y localizada, y que estos efectos se disipen rápidamente a pocas millas de la instalación. Sin embargo, los impactos potenciales y las incertidumbres relacionadas con la extracción de energía de las corrientes oceánicas y sus efectos en la temperatura de las aguas y de otras aguas próximas a la costa, así como los efectos en el clima, se cuantificarán en las Evaluaciones de Impacto Ambiental que se prepararán específicamente para el lugar del proyecto, de tal manera que se puedan introducir medidas de mitigación.

Calidad de las aguas: Se prevé que los efectos en la calidad de las aguas durante la fase de caracterización del emplazamiento y construcción de las instalaciones sean muy limitados o poco importantes, y podrían estar relacionados con una agitación temporal del suelo oceánico con movimiento de sedimentos hacia la columna de agua y/o posibles fugas de aceites hidráulicos procedentes de embarcaciones. Las posibles fugas o vertidos químicos se minimizarán siguiendo procedimientos adecuados de gestión y mantenimiento y desarrollando planes de respuesta ante derrames de petróleo. Una vez que los SPG se encuentren instalados, su efecto directo en la calidad de las aguas será escaso, ya que no se prevén vertidos de aguas de desecho.

Contaminación visual: Los SPG se instalarán a una profundidad de 75 metros a 200 metros bajo la superficie del mar, por lo que no habrá contaminación visual.

Ruidos: Se prevé que el SPG sea silencioso y que los decibelios que produzca no alcancen niveles que puedan suponer un riesgo para las ballenas u otros mamíferos marinos. El sistema de impulsores girará a pocas revoluciones por minuto.

Manejo de materiales peligrosos y residuos: No se almacenarán materiales peligrosos en las instalaciones situadas mar adentro. Las turbinas están diseñadas de manera que funcionen con agua del mar y no con materiales tales como fluidos hidráulicos. La construcción de los SPG exigirá el uso de embarcaciones para el transporte de personal, suministros y materiales desde y hasta las instalaciones marinas. Se exigirá que estas embarcaciones manejen sus residuos de forma adecuada, incluidos las aguas de sentina y lastre, los residuos sólidos (basuras y escombros), residuos domésticos y aguas sanitarias.

Vida marina y mamíferos marinos: Los SPG estarán ubicados en aguas profundas (entre 75 metros y 200 metros de profundidad), por debajo de la primera capa de plancton, donde se encuentra el 80% - 90% de la fauna y flora marina. Los rotores de los álabes de las turbinas de eje horizontal son de un diámetro suficientemente grande como para que pasen muchas especies de mamíferos marinos, incluso los ballenatos de las especies grandes. Además, los álabes se mueven a poca velocidad, con lo que el agua y los peces pueden atravesar la estructura de forma libre y segura. Se introducirán medidas de mitigación para reducir el riesgo de efectos adversos en los mamíferos marinos. Por ejemplo, se realizarán estudios y se buscará el asesoramiento de organismos adecuados dedicados al manejo de recursos para seleccionar cuidadosamente la ubicación de los SPG y se evitará situar las turbinas cerca de zonas conocidas de congregación, apareamiento o alimentación. También es posible que se utilicen vallados de protección y frenos activados mediante sónar para evitar daños a grandes mamíferos marinos y otros animales.

Aves marinas y costeras y biota terrestre: Los factores que podrían afectar a las aves marinas y costeras se refieren a los ruidos causados al soterrar los cables y durante las obras de construcción, y ruidos causados por el tráfico de embarcaciones. Se realizarán estudios de las zonas costeras y mar adentro para ubicar las instalaciones donde no haya muchas aves. Además, se evitará realizar actividades que causen ruidos (como el soterramiento de cables) en épocas en que las aves marinas y costeras estén anidando en la zona. Los posibles efectos en la biota terrestre son muy limitados o poco importantes, ya que la mayor parte de las actividades relacionadas con el proyecto se realizarían mar adentro. Se introducirán medidas de mitigación de los posibles efectos en las tortugas marinas. Por ejemplo, se evitará ubicar las instalaciones terrestres en playas donde se sabe que estas especies aniden o en zonas del litoral en las que busquen alimento y se desarrollen.

Hábitats del suelo marino: Se realizarán análisis más detallados de los posibles efectos en los hábitats del suelo marino en el marco de las evaluaciones de las ubicaciones específicas de los proyectos propuestos. Se idearán e introducirán medidas de mitigación para evitar ubicar las instalaciones en las inmediaciones de hábitats del suelo marino conocidos como sensibles, como arrecifes de corales. También se reducirá al mínimo la agitación del suelo oceánico durante el anclaje de las unidades y la instalación de cables submarinos. La empresa colaborará con los países para hacer uso de subestaciones ya existentes para la interconexión de los cables en la costa.

Pesca y uso recreativo: Los SPG y los cables se instalarán en zonas que no estén cerca de hábitats sensibles de peces ni zonas de pesca intensiva. Los SPG funcionarán en aguas profundas (de 75 m a 200 m), por lo que es de esperar que los buceadores recreativos no entren en contacto con ellos. No obstante, al estudiar la ubicación de las turbinas se tendrán en cuenta obligatoriamente las rutas de navegación y los usos recreativos actuales, incluidos la pesca y el buceo.

Protección de la salud y seguridad laboral y respuesta a emergencias: La empresa desarrollará políticas de salud y seguridad para toda la empresa, incluido un plan de emergencia. Los empleados dispondrán de equipos adecuados de protección personal y recibirán capacitación para su uso en el trabajo. Se realizará un seguimiento periódico para asegurar que las condiciones de trabajo sean satisfactorias, especialmente en lo que se refiere a las actividades de construcción.

Consideraciones laborales: La empresa cumplirá los requisitos laborales de la CII relativos a derecho de asociación, libertad sindical y derecho de negociación colectiva, no discriminación en materia de empleo y ocupación y edad mínima para trabajar, de conformidad con la normativa local.

Seguimiento e informes anuales: La empresa desarrollará un Plan de Gestión Ambiental (PGA) que incluirá un programa de seguimiento y rendición de informes para asegurar que el proyecto se ajuste a la legislación local y a las pautas de la CII en materia medioambiental. El PGA también incluirá un Sistema de Gestión Ambiental en el que se especifique, por un lado, quién tiene la responsabilidad del seguimiento de la puesta en práctica de las medidas de seguridad y protección del medio ambiente por parte del patrocinador, y, por otro, a quién corresponde mantener informada a la CII sobre la situación en cada una de las instalaciones del proyecto en lo tocante a seguridad y medio ambiente. El patrocinador enviará a la CII un informe anual en el que se resuman los datos pertinentes de seguimiento medioambiental.