INPASA

Para consultas y comentarios para la CII, contacte con:
El equipo de Comunicaciones de la CII
Correo electrónico: divulgacionpublica@iadb.org

Para consultas acerca de proyectos, incluyendo preguntas medioambientales y sociales relacionadas con las inversiones de la IIC, por favor, contacte con el cliente o con la CII utilizando la información de contacto proporcionada anteriormente. Adicionalmente, las comunidades afectadas por alguno de nuestros proyectos tienen a su disposición el acceso al Mecanismo Independiente de Consulta e Investigación de la CII.
Teléfono:+1 (202) 623-3952
Fax: +1 (202) 312-4057
Dirección: 1300 New York Ave. NW Washington, DC. USA. 20577
Correo electrónico: mecanismo@iadb.org o MICI@iadb.org

Número de proyecto: 
PR3980A-01
Fecha prevista para consideración del Directorio: 
04/12/2012
Fecha de publicación: 
02/11/2012
Compañía: 
Industria Paraguaya de Alcoholes S.A. (“INPASA”)
Entidad Patrocinadora: 
No aplica
Monto de Financiamiento Solicitado: 
Hasta US$5 millones
Sector: 
Agricultural Products
Ubicación: 
Nueva Esperanza, Canindeyú.
País: 
Alcance y objetivo del proyecto: 

La actividad de INPASA consiste en: (i) producción de etanol a partir de granos de maíz (90%), sorgo o triguillo (10%) y burlanda y aceite de maíz como subproductos del procesamiento; (ii) producción de azúcar cristal blanca de caña de azúcar (CA); y (iii) producción de CA en tierras arrendadas. La planta de etanol posee una capacidad de producir 144 millones de litros anuales. La planta de azúcar posee una capacidad nominal de 750.000 kilos diarios.

El proyecto tiene por objeto financiar: (i) el mejoramiento del perfil de endeudamiento de la empresa a través del refinanciamiento de parte de los pasivos financieros contratados de corto plazo aplicados a inversiones en su planta de azúcar;  y (ii) parte de las inversiones a ser realizadas para el tratamiento de vinaza.

Revisión de temas medioambientales: 

Aspectos ambientales y laborales:

Se trata de un proyecto de categoría III según el procedimiento de revisión medioambiental y laboral de la CII porque puede tener como resultado ciertos efectos que pueden evitarse o mitigarse siguiendo normas de desempeño, directrices y criterios de diseño generalmente reconocidos. Los principales aspectos  ambientales y laborales relacionados con el proyecto son: abastecimiento de agua y manejo de efluentes líquidos, emisiones atmosféricas, manejo de residuos sólidos y productos peligrosos, seguridad personal, protección contra incendios y respuesta a emergencias.

El estudio de impacto ambiental (EIA) de la planta de alcohol fue aprobado por la Secretaría del Ambiente de Paraguay (SEAM) otorgándole la licencia ambiental correspondiente. Posteriormente, la empresa presentó una ampliación de dicho EIA para incorporar la planta de elaboración de azúcar, extendiéndose la licencia ambiental para ambas plantas hasta agosto de 2013. Los campos agrícolas explotados por INPASA, así como los explotados por la empresa relacionada Agrícola Entre Ríos S.A. (Agriesa) cuentan con licencias ambientales vigentes. Además cuentan con licencia del Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición (INAN) y de la Secretaría Nacional Antidrogas (SENAD) por el control de insumos químicos para la industria (ácido sulfúrico, carbonato de sodio, hidróxido de sodio).

Principales impactos al medio ambiente:

Abastecimiento de agua. El abastecimiento de agua se realiza a partir de dos fuentes: agua de pozo para el lavado de caña previo a la extracción de azúcar y agua del Arroyo Itambey para la caldera de generación de vapor y para la cocción del maíz en la planta de alcohol. Además se aprovecha el agua extraída de la propia caña de azúcar en el proceso de molienda de la misma. La empresa cuenta con las correspondientes habilitaciones para la extracción de agua. INPASA y Agriesa no utilizan agua para regar los cultivos, los cuales se realizan bajo la modalidad de secano.

Manejo de efluentes líquidos. El principal efluente líquido es la vinaza procedente de la producción de etanol. Este efluente es rico en nutrientes aptos para fertilizar la tierra. El efluente se acumula en reservorios próximos a la planta y se distribuye en los cultivos mediante el uso de cañones de riego en la etapa de germinación de la semilla, evitando el contacto con el área foliar de la planta. La empresa tiene en estudio un proyecto para secar la vinaza que le permitiría recuperar dichos nutrientes para alimentación animal con un significativo valor agregado.

Los efluentes domésticos de los servicios higiénicos de la planta son enviados a cámaras sépticas y pozos absorbentes, de acuerdo con la legislación local.

Los residuos líquidos de tipo peligroso son tratados por una empresa autorizada.

Emisiones atmosféricas. Las principales fuentes de emisiones atmosféricas son las calderas y la circulación de vehículos pesados por caminos no pavimentados.  Las calderas para generación de vapor utilizan leña como combustible. Toda la leña cuenta con su correspondiente guía, emitida por el Servicio Nacional Forestal del Ministerio de Agricultura y Ganadería. El uso de leña como combustible genera menos emisiones de óxidos de azufre a la producida por combustibles derivados del petróleo, además de constituir una fuente de energía renovable. La empresa está en un proceso de transformación de uso de leña a uso de bagazo de la caña de azúcar, proyectando sustituir el total de su consumo en dos años a medida que aumenta la producción de caña. Con ello estará sustituyendo un combustible renovable por otro que a la vez constituye un residuo, con lo cual reduce la emisión de gases de efecto invernadero.

Manejo de residuos sólidos. El principal residuo sólido es el bagazo de caña, resultante de la molienda y extracción de azúcar. El mismo es utilizado para la quema en la caldera de vapor, realizando así un aprovechamiento importante de energía.

Los residuos peligrosos están constituidos principalmente por envases de productos químicos  vacíos, envases de lubricantes y solventes, así como trapos contaminados. El tratamiento de estos residuos lo realiza una empresa autorizada.

Cuando existen residuos reciclables se gestiona su aprovechamiento a través de agentes en el mercado.  Los residuos de tipo doméstico son recolectados por la municipalidad de Santa Rita, distante a 160 km, que cuenta con vertedero autorizado por la SEAM. Es un servicio contratado por la empresa.

Manejo de productos peligrosos. Las bodegas de productos químicos son de acceso restringido y de carácter exclusivo para los insumos industriales. Cuentan con sistemas antiderrame y medidas de seguridad contra incendios. El manejo de productos peligrosos es realizado por personal capacitado con los elementos de protección adecuados. Los productos peligrosos de uso industrial están autorizados por el SENAD.

Todos los agroquímicos utilizados en los cultivos agrícolas son productos registrados ante el Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (SENAVE) del Ministerio de Agricultura y Ganadería. Dicho registro implica el seguimiento de los procedimientos específicos de acuerdo a la reglamentación vigente, la cual se basa en los lineamientos del Estándar Regional de Protección Fitosanitaria emitido por el Comité de Sanidad Vegetal del Cono Sur (COSAVE).

Seguridad e salud ocupacional. Existe un Programa de Prevención de Riesgos Ambientales (PPRA) con el objetivo de identificar y prevenir riesgos ocupacionales. El PPRA prevé las siguientes etapas: la anticipación y el reconocimiento de los riegos, establecer prioridades y objetivos de evaluación y control, evaluación de riesgos y la exposición de los trabajadores, aplicación de medidas de control y evaluación de su eficacia, control de exposición al riesgo y registro y divulgación de los datos. Este programa es aplicable tanto para trabajadores como para contratistas y es revisado anualmente estableciéndose un plan de acción anual para la realización de ajustes necesarios y el establecimiento de nuevas metas y prioridades. La empresa cuenta con un Ingeniero de Seguridad que asesora en asuntos de seguridad ocupacional y contra incendio. Además existe una Comisión Interna de Prevención de Accidentes (CIPA) integrada por cuatro representantes de los trabajadores y seis de la empresa que elevan recomendaciones a la gerencia o supervisores sobre temas de seguridad ocupacional. En el caso de los contratistas estos deben además cumplir con un reglamento específico.
Existe una brigada de emergencia permanente con una integración mínima de seis personas para atender casos de derrames, incendios, explosiones, accidentes y evacuaciones. En los casos de accidentes, se lleva a cabo una investigación de los mismos con el fin de determinar medidas o mejoras que prevengan su repetición.    

Prácticas Laborales. INPASA cumple con las leyes nacionales relativas a lo laboral, así como con los estándares de la Organización Internacional de Trabajo (OIT). Entre las principales normas laborales de aplicación y cumplimiento se consideran: las prestaciones de ley, la libertad de asociación, organización en representaciones sindicales de trabajadores, abolición del trabajo forzado, eliminación de explotación y abuso del trabajo infantil y la no-discriminación laboral. Los trabajadores de INPASA no pertenecen a ninguna organización laboral. Reciben cobertura médica del Instituto de Previsión Social que abarca al núcleo familiar. 
 
Control y seguimiento. INPASA elaborará, a satisfacción de la CII, un plan de acción ambiental y social (PAAS) para asegurar el cumplimiento de la normativa nacional y las pautas de la CII con respecto a los aspectos medioambientales y de seguridad e higiene laboral. El PAAS incluirá la preparación de un monitoreo anual con información sobre la evolución de parámetros ambientales y de salud y seguridad ocupacional.