SINERSA

Para consultas y comentarios para la CII, contacte con:
El equipo de Comunicaciones de la CII
Correo electrónico: divulgacionpublica@iadb.org

Para consultas acerca de proyectos, incluyendo preguntas medioambientales y sociales relacionadas con las inversiones de la IIC, por favor, contacte con el cliente o con la CII utilizando la información de contacto proporcionada anteriormente. Adicionalmente, las comunidades afectadas por alguno de nuestros proyectos tienen a su disposición el acceso al Mecanismo Independiente de Consulta e Investigación de la CII.
Teléfono:+1 (202) 623-3952
Fax: +1 (202) 312-4057
Dirección: 1300 New York Ave. NW Washington, DC. USA. 20577
Correo electrónico: mecanismo@iadb.org o MICI@iadb.org

Número de proyecto: 
PE1114A-01
Fecha prevista para consideración del Directorio: 
19/06/2002
Fecha de publicación: 
07/05/2002
Compañía: 
Sindicato Energético, S.A.
Monto de Financiamiento Solicitado: 
Sector: 
Utilities
Ubicación: 
País: 
Alcance y objetivo del proyecto: 
El proyecto consiste en la construcción de una central hidroeléctrica de 15,4 MW al pie de la presa para riego de Poechos, ubicada en el distrito de Piura, provincia de Sullana, en la zona norte del Perú, a unos 30 km de la frontera con Ecuador. El proyecto obtendrá 45m3/s de agua de dicha presa, de 930.000 millones de m3, que se terminó de construir en 1979 a fin de proporcionar agua de riego a 110.000 ha en los valles de Chira y Piura. El proyecto dependerá del caudal de agua que dicte la demanda para agua de riego, por lo que se espera genere unos 70GWh de energía eléctrica por año. El proyecto correspondiente a esta central eléctrica consistirá en los siguientes componentes: una tubería forzada, fabricada en acero y conectada al tubo de evacuación, también de acero, que ya existe al pie de la presa, así como una casa de máquinas dotada de dos turbinas tipo Kaplan que accionarán dos generadores de 9,5 MVA, un patio de transformadores cerca de la casa de máquinas y una línea de transmisión aérea de 35 km de longitud entre el patio de transformadores y la subestación de Sullana conectada a la red eléctrica nacional. A la salida de los generadores, el agua se verterá al disipador de energía de la presa Poechos, ya instalado, y se conducirá al sistema de riego. La energía a ser producida por la cenral hidroeléctrica será vendida a Electronoroeste, S.A., la concesionaria para la distribución de energía en el noroeste de Perú, bajo un contrato de compra-venta de energía. El costo total del proyecto es de cerca de US$16,3 millones, de los cuales la CII aportará US$8,5 millones bajo una estructura de préstamo A y B.
Revisión de temas medioambientales: 
Clasificación y consideraciones medioambientales:

El proyecto hidroeléctrico Poechos se evaluó en marzo de 2002. Se trata de un proyecto de categoría III según el procedimiento de revisión ambiental y laboral de la CII porque puede tener efectos específicos que pueden evitarse o mitigarse acatando normas de rendimiento, pautas y criterios de diseño generalmente reconocidos. Entre las principales consideraciones ambientales relacionadas con el proyecto cabe citar: calidad del agua, uso del agua, seguridad en el ambiente de trabajo durante la construcción y operación, así como respuesta a emergencias. Los patrocinadores del proyecto proporcionaron a la CII una evaluación ambiental preparada en agosto de 2001 por una firma consultora peruana que cumple los requisitos establecidos por la normativa aplicable al sector eléctrico. Además, una firma consultora internacional realizó para la CII una evaluación de la factibilidad técnica y comercial del proyecto, así como un estudio ambiental. El presente informe se basa en los citados anteriormente, junto con la información recabada durante la visita in situ realizada para evaluar el proyecto.

Consideraciones ambientales y laborales:
Recurso renovable: El proyecto operará a partir de recursos renovables, es decir, captación de aguas superficiales de la cuenca del río Chira que, hacia el norte, se extiende hacia el interior de Ecuador. El potencial del sistema de riego Chira-Piura en lo que a la generación de energía se refiere no se ha planteado sino como una ventaja secundaria y, hasta la fecha, sólo se ha aprovechado parcialmente con la instalación de la central hidroeléctrica Curumuy que generó unos 65 GWh en el año 2000. La central de Curumuy, que es de propiedad de los mismos patrocinadores, se completó en 1998 y aprovecha el desnivel entre las cuencas hidrográficas de los sistemas fluviales Chira y Piura. El diseño del proyecto se basa en gran medida en el aprovechamiento pasivo del caudal de agua en función de la demanda de agua de riego. Sin embargo, durante los meses en que la demanda de agua para riego es menor, se podrá generar energía adicional por medio de un pequeño embalse existente que funciona como regulador, y que se encuentra en Sullana, unos 40 km aguas abajo de Poechos sobre el río Chira. Se calcula asimismo que será posible generar otros 34 GWh con otra central hidroeléctrica que aprovecha el caudal de la otra salida de la presa Poechos.

Como suele ocurrir con proyectos hidroeléctricos, habrá ventajas medioambientales derivadas de la generación de energía eléctrica no acompañada de la emisión de óxidos de nitrógeno o dióxido de azufre característica de la generación de energía a partir de hidrocarburos. Comparada con una central eléctrica de ciclo combinado, que constituye la siguiente alternativa menos generadora de carbono, se calcula que el proyecto podría evitar la generación de cerca de 28.000 toneladas de dióxido de carbono al año. Si bien por el momento no se contempla que el proyecto obtenga ingresos por evitar emisiones de carbono, ello podría suponer unos US$280.000 por año con base en un valor de US$10 por tonelada de dióxido de carbono. Una segunda central hidroeléctrica aprovechadora del caudal de la presa para riegos Poechos podría suponer beneficios similares.

Cumplimiento de la legislación de protección del medio ambiente: Tanto en lo que se refiere al propuesto uso de los recursos como en lo que atañe el funcionamiento de las instalaciones, el proyecto cumplirá con la legislación peruana y las normas internacionales en materia de medio ambiente, seguridad e higiene en el centro de trabajo y temas laborales. La legislación medioambiental aplicable al proyecto se basa en el Decreto Supremo No. 029-94, Reglamento de Protección Ambiental de las Actividades Eléctricas, que regula la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica en forma sustentable. De conformidad con la ley, la evaluación del impacto ambiental se presentó conforme al Art. 25 D.L. 25844 de la Ley de Concesiones Eléctricas y fue aprobada por la Dirección General de Asuntos Ambientales del Ministerio de Energía y Minas. Antes de que el proyecto entre en funcionamiento se obtendrán de los Ministerios de Energía y Minas y de Agricultura los correspondientes permisos de operación.

Uso del suelo: El proyecto se encuentra en un emplazamiento que se ha visto transformado considerablemente por la construcción de la presa Poechos y, posteriormente, por muchos años de uso agrícola con riego. El espacio ocupado por la casa de máquinas y el patio de transformadores es bastante reducido y se encuentra al pie de la salida de la presa. No será necesario el traslado de personas porque el proyecto se ubica en una zona relativamente remota y deshabitada. La zona inundada por el embalse de Poechos cubre una superficie de unos 70 km2 y no se verá aumentada como resultado del proyecto. El embalse creado por la presa no se ha limpiado ni dragado, habiéndose producido una sedimentación considerable. El organismo a cargo del sistema de riego es conocedor del problema y está considerando varias opciones para recuperar la capacidad de almacenamiento del embalse. Ello no obstante, se trata de un asunto que está fuera de la influencia del proyecto por cuanto éste depende en forma pasiva del caudal de agua determinado por la demanda de agua para riegos. El proyecto no llevará a la construcción de caminos porque emplea los ya existentes que llevan a la presa de Poechos. De igual modo, la línea de transmisión tendrá un impacto mínimo porque en su mayor parte seguirá la servidumbre de paso correspondiente a caminos o canales existentes. En los casos que constituyan una excepción, se negociarán servidumbres de paso con los correspondientes propietarios privados en el marco de la legislación para la distribución de energía eléctrica, legislación que contempla el trato equitativo en cuanto al otorgamiento de servidumbres de paso.

Calidad del agua: El proyecto tendrá un efecto nulo sobre la calidad del agua del río Chira. Los operadores del proyecto tendrán la obligación de controlar la calidad del agua que pase por la central, para asegurarse de que no tenga efectos negativos sobre los usuarios aguas abajo. Teniendo en cuenta la naturaleza de las operaciones de las centrales hidroeléctricas y los datos relativos al funcionamiento de la central de Curumuy, es probable que la central ejerza un reducido efecto sobre el agua para riegos. Aguas abajo de la central de Curumuy, la fluctuación del grado de turbidez del agua se debe a la variación estacional de la pluviosidad.

Seguridad e higiene en el ambiente de trabajo: Los patrocinadores del proyecto pondrán en práctica normas generales aceptadas internacionalmente en materia de salud y seguridad. En la central de Curumuy los patrocinadores tienen un programa de seguridad e higiene en el centro de trabajo que se adoptará en la de Poechos, con los siguientes objetivos:1) explicar los procedimientos de seguridad, 2) describir los tipos de equipos con los que se cuenta para emergencias, incluyendo incendios y 3) explicar el uso de ropa y equipos de protección. El historial de seguridad de la central de Curumuy es muy bueno.

Respuesta frente a emergencias y planes de seguridad: Los patrocinadores del proyecto pondrán en práctica un plan para imprevistos y de respuesta frente a emergencias centrado en los siguientes aspectos:1) prevención y control de incendios y 2) desastres naturales (es decir, tormentas, inundaciones, terremotos, etc.). Se llevarán a cabo simulacros periódicos y los planes se explicarán a todos los trabajadores.

Consideraciones laborales: Una vez finalizado, el proyecto contará con muy pocos trabajadores adicionales. La remuneración y los beneficios correspondientes a los trabajadores nuevos serán iguales a los ya establecidos, que se ajustan a lo exigido en Perú.

Seguimiento: Los patrocinadores elaborarán un plan de gestión ambiental que requerirá la presentación de informes anuales y la inspección in situ de determinados registros medioambientales y de seguridad. Ello incluirá el control periódico de la calidad del agua y del efecto de la sedimentación del embalse.