Casa Pellas II

Para consultas y comentarios para la CII, contacte con:
El equipo de Comunicaciones de la CII
Correo electrónico: divulgacionpublica@iadb.org

Para consultas acerca de proyectos, incluyendo preguntas medioambientales y sociales relacionadas con las inversiones de la IIC, por favor, contacte con el cliente o con la CII utilizando la información de contacto proporcionada anteriormente. Adicionalmente, las comunidades afectadas por alguno de nuestros proyectos tienen a su disposición el acceso al Mecanismo Independiente de Consulta e Investigación de la CII.
Teléfono:+1 (202) 623-3952
Fax: +1 (202) 312-4057
Dirección: 1300 New York Ave. NW Washington, DC. USA. 20577
Correo electrónico: mecanismo@iadb.org o MICI@iadb.org

Número de proyecto: 
NI3838A-02
Fecha prevista para consideración del Directorio: 
23/07/2013
Fecha de publicación: 
19/06/2013
Compañía: 
Casa Pellas S.A.
Entidad Patrocinadora: 
No aplica
Monto de Financiamiento Solicitado: 
Ampliación de Préstamo vigente de US$3,5 millones hasta US$5,0 millones
Sector: 
Distribución y venta minorista
Ubicación: 
Managua
País: 
Alcance y objetivo del proyecto: 

El objetivo de esta operación de la CII es aumentar el financiamiento para capital de trabajo permanente a Casa Pellas, empresa fundada en Nicaragua en 1913, cuya actividad comercial es la distribución.

Desde 1963, Casa Pellas distribuye vehículos Toyota, cuenta con la infraestructura para la venta de repuestos y talleres de servicio que le permite proveer apoyo a la venta de vehículos. Con el transcurso del tiempo la empresa se ha diversificado a través de la incorporación a sus líneas de maquinaria, equipo industrial y otras marcas reconocidas de vehículos como Suzuki y camiones Hino.  Desde finales de 2012, Casa Pellas pretende hacer crecer con mayor fuerza el segmento de distribución de alimentos, consumo y foodservice, principalmente.

La primera transacción de la CII estuvo enfocada en atender no solo el crecimiento de la empresa sino también en complementar el financiamiento de sus operaciones, dada la coyuntura de la crisis financiera internacional existente en ese momento.  El incremento propuesto en el préstamo vigente se basa en que Casa Pellas potenciará la labor de su distribuidora de productos minoristas en los segmentos de distribución de alimentos, consumo y foodservice en casi todo el país.  Estos segmentos se espera que concentren la mayor parte del crecimiento de la división de distribución en los próximos tres años, a través de una mayor y mejor cobertura en zonas tanto dentro como fuera de la gran Managua, capital del país.

Revisión de temas medioambientales: 

Aspectos ambientales y laborales:

Se trata de un proyecto de categoría II según el procedimiento de revisión medioambiental y laboral de la CII porque se considera que este tipo de proyectos normalmente no tienen un efecto directo ni indirecto sobre el medio ambiente y por lo tanto no precisan un estudio de impacto ambiental. Las principales consideraciones ambientales y laborales relacionadas con el proyecto incluyen aspectos de evaluación y manejo de los riesgos e impactos ambientales y sociales, seguridad y salud en el trabajo, eficiencia del uso de los recursos y prevención de la contaminación,  prácticas laborales y aspectos sociales. Como parte de una operación previa, Casa Pellas prepara y presenta a la CII un informe anual con los datos de seguimiento en relación con las medidas que tiene implementadas sobre los aspectos mencionados. El más reciente de estos informes fue recibido por la CII en diciembre de 2012.

Evaluación y manejo de los riesgos e impactos ambientales y sociales: Casa Pellas cuenta con una política ambiental y de responsabilidad social en relación con sus operaciones, la cual está disponible a través de su sitio en Internet. La operación de las instalaciones de la empresa se lleva a cabo bajo un programa de producción más limpia. Con el fin de asegurar la calidad de los productos y servicios que la empresa ofrece, se siguen las prácticas establecidas por la norma internacional ISO 9001, y periódicamente se realizan auditorías internas de cumplimiento. Todas las operaciones referentes a la distribución de vehículos y el funcionamiento de los talleres automotrices son supervisadas periódicamente por personal de Toyota Motor Corporation (TMC) quien certifica el cumplimiento de las exigencias de los estándares de calidad de TMC. El personal técnico que trabaja en los talleres automotrices de la empresa es capacitado constantemente por instructores entrenados por TMC.

Eficiencia del uso de los recursos y prevención de la contaminación: En sus talleres automotrices la empresa se preocupa por reducir el consumo de energía y agua. Debido a la operación de los talleres automotrices se generan materiales y residuos que se recolectan, separan, clasifican y almacenan temporalmente en las instalaciones de la empresa para su posterior disposición final. Los materiales como la chatarra metálica, papel, cartón y plástico se reciclan a través de terceros. Los residuos como las baterías plomo-ácido y las pilas se disponen a través de un gestor autorizado para su venta; el trapo y papel impregnados con grasa, pintura o solvente se entregan a terceros quienes los usan como material de combustión en calderas. Todos los fluidos residuales que se extraen de los vehículos, tales como el aceite usado, líquido de frenos, anticongelante, etc., se recolectan para evitar derramarlos al sistema de drenaje y se entregan a una compañía certificada que les da tratamiento para su reciclaje o reutilización, o para uso como combustible. Los demás efluentes líquidos generados en las instalaciones se tratan mediante trampas de grasa y sólidos antes de ser descargados al drenaje municipal. Los talleres automotrices tienen equipos de recuperación y reciclaje de gas refrigerante de aire acondicionado, evitando así la contaminación atmosférica debido a emisiones de estas sustancias. Para mantener una adecuada calidad del aire en el interior de los talleres automotrices se cuenta con dos equipos extractores de humo, los cuales se conectan el escape de los vehículos y el área tiene suficiente ventilación natural. También se monitorean periódicamente las emisiones de ruido, para asegurar el cumplimiento de la normativa ambiental nicaragüense.

Seguridad y salud en el trabajo: Las instalaciones de Casa Pellas (casa matriz, unidades de negocios y sucursales) cuentan con Licencia de Higiene y Seguridad en el Trabajo expedida por el Ministerio del Trabajo en junio de 2012 con vigencia hasta el 2014. Las instalaciones de la empresa cumplen las medidas de protección contra incendios (extintores de fuego, señalamientos de seguridad, rutas de evacuación, plan de respuesta a emergencias, brigadas de primeros auxilios y  combate de incendios, simulacros de evacuación, etc.) de conformidad con la norma técnica obligatoria nicaragüense NTON 22-001-4. Esto fue confirmado por personal del Cuerpo de Bomberos durante una revisión de planes de respuesta a emergencias y la realización de simulacros de evacuación efectuados en septiembre de 2011 en instalaciones de la empresa. Para atender los aspectos de seguridad e higiene ocupacional y vigilar la implementación de medidas y su cumplimiento, existen comités que son coordinados por un jefe de seguridad e higiene ocupacional. Los empleados reciben los equipos de protección personal requeridos según su ocupación y la empresa les brinda capacitación en aspectos de seguridad e higiene ocupacional. Por ejemplo, en abril de 2012 se brindó la capacitación en uso de extintores de fuego mediante un consultor externo experto en la materia.

Prácticas laborales y aspectos sociales: Casa Pellas cumple la normativa laboral nacional. Los empleados de la empresa reciben salarios y prestaciones superiores a los establecidos por ley. Las prestaciones otorgadas por la empresa incluyen un seguro de vida, ayuda para la adquisición de anteojos y apoyo a los empleados que desean completar sus estudios. Adicionalmente, a los hijos de los empleados que se encuentran estudiando entre el primer grado de primaria y el quinto de secundaria, se les otorga un paquete escolar que contiene artículos básicos como cuadernos, lápices, reglas, calculadoras, etc. La empresa entrega aproximadamente 1,000 paquetes escolares durante el año escolar. A la fecha más de 4,500 alumnos han sido beneficiados con útiles escolares y mobiliario para escuelas.

Las prácticas de responsabilidad social empresarial de Casa Pellas incluyen programas de colaboración con instituciones gubernamentales o diversas organizaciones y asociaciones civiles y religiosas para apoyarles en su funcionamiento. Por ejemplo: el Prestatario y sus empleados han colaborado con la American Nicaraguan Foundation para apoyar a cuatro escuelas de comunidades aledañas a instalaciones de Casa Pellas mediante alimentos, charlas educativas, útiles escolares, muebles y mejoras de infraestructura; se ha brindado ayuda a gente de escasos recursos mediante atención médica y medicamentos gratuitos a través del trabajo que la organización no gubernamental Hope Clinic International lleva a cabo en Nicaragua; en 2011 se desarrolló un programa de integración laboral de personas con discapacidad, con la participación de un instituto pedagógico local. Asimismo, durante 2011 y 2012 se realizaron jornadas de reforestación con especies nativas en la reserva Natura, con la colaboración de los empleados de la empresa y en coordinación con la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Sostenible (FUNDENIC).

Seguimiento e informes anuales: Durante el proyecto con la CII, la empresa continuará presentando un informe anual en el que se resumirán los datos de seguimiento en relación con los aspectos de evaluación y manejo de los riesgos e impactos ambientales y sociales, seguridad y salud en el trabajo, eficiencia del uso de los recursos y prevención de la contaminación, y prácticas laborales que se citan en el presente resumen. A lo largo del proyecto, la CII controlará el cumplimiento de sus lineamientos de revisión ambiental y laboral evaluando los informes de control que la compañía presentará a la CII cada año y llevando a cabo visitas periódicas a las instalaciones como parte del proceso de supervisión del proyecto.