Boca Chica

Para consultas y comentarios para la CII, contacte con:
El equipo de Comunicaciones de la CII
Correo electrónico: divulgacionpublica@iadb.org

Para consultas acerca de proyectos, incluyendo preguntas medioambientales y sociales relacionadas con las inversiones de la IIC, por favor, contacte con el cliente o con la CII utilizando la información de contacto proporcionada anteriormente. Adicionalmente, las comunidades afectadas por alguno de nuestros proyectos tienen a su disposición el acceso al Mecanismo Independiente de Consulta e Investigación de la CII.
Teléfono:+1 (202) 623-3952
Fax: +1 (202) 312-4057
Dirección: 1300 New York Ave. NW Washington, DC. USA. 20577
Correo electrónico: mecanismo@iadb.org o MICI@iadb.org

Número de proyecto: 
DR3641A-01
Fecha prevista para consideración del Directorio: 
18/10/2011
Fecha de publicación: 
13/09/2011
Compañía: 
LS Energía Dominicana S.R.L. ("LSED")
Monto de Financiamiento Solicitado: 
US$45,0 millones
Sector: 
Utilities
Ubicación: 
República Dominicana
Alcance y objetivo del proyecto: 

LSED es una empresa de reciente creación para el desarrollo del proyecto de generación en el municipio de Boca Chica, Santo Domingo. LSED es una subsidiaria de LS Energía Inc., empresa domiciliada en Panamá que consolida todas las operaciones internacionales del grupo.

El objetivo de la operación de la CII es el financiamiento de la construcción, puesta en marcha y operación de un proyecto de generación de energía térmica de ciclo combinado a base de gas natural de hasta 82 megavatios. El proyecto se ubicará en unos terrenos ya adquiridos por LSED.

La CII se encuentra evaluando un préstamo A por US$5,0 millones, un préstamo B por US$35,0 millones y un préstamo subordinado por US$5,0 millones.

Revisión de temas medioambientales: 
Aspectos ambientales y laborales:

Se trata de un proyecto de categoría III según el procedimiento de revisión medioambiental y laboral de la CII porque puede tener como resultado ciertos efectos que pueden evitarse o mitigarse siguiendo normas de desempeño, directrices y criterios de diseño generalmente reconocidos. Las principales consideraciones ambientales y sociales relacionadas con el proyecto son: emisiones atmosféricas, consumo de agua, residuos sólidos, efluentes líquidos, salud y seguridad ocupacional y relaciones con la comunidad.

Como parte de la evaluación ambiental, el equipo encargado del proyecto analizó la Declaración de Impacto Ambiental y el Programa de Manejo y Adecuación Ambiental (PMAA) de mayo de 2011 elaborados para la planta a gas de generación de ciclo combinado de 82 megavatios y el correspondiente gasoducto de 8 km de longitud. El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales otorgó un certificado de no objeción para la Declaración de Impacto Ambiental y el PMAA. Según se indica en la Declaración de Impacto Ambiental, la empresa introducirá un sistema de gestión ambiental de conformidad con las prácticas óptimas internacionales.

El terreno donde se construirá la planta es propiedad de la empresa y consiste de una zona de escasa vegetación que, al sur, linda con la Autopista de Las Américas. Al norte, este y oeste, las tierras linderas a la propiedad son terrenos baldíos abandonados. El gasoducto seguirá el derecho de vía adyacente a la Autopista de Las Américas.

Emisiones atmosféricas: Al utilizar gas como combustible, Boca Chica generará muy pocas emisiones de SO2 y materia particulada; el nivel de óxidos de nitrógeno será de alrededor del 60% de los generados en centrales que utilizan carbón y no cuentan con medidas de reducción de emisiones. Las plantas a gas natural también liberan menos cantidad de dióxido de carbono, un gas con efecto invernadero. La empresa del proyecto utilizará quemadores de bajo nivel de emisiones de NOx para asegurar que éstas se encuentren por debajo de lo estipulado en las normas internacionales, como los límites indicativos de emisiones del Grupo del Banco Mundial. Además, la empresa se asegurará de hacer un seguimiento continuo de las emisiones de las chimeneas y de monitorear periódicamente la calidad del aire ambiente. Las emisiones de polvo fugitivo durante la fase de construcción se mitigarán rociando los caminos con agua, reduciendo la velocidad de los vehículos para la construcción y utilizando cubiertas en los camiones que transportan material de relleno.

Residuos líquidos: Un sistema de ciclo cerrado para la recirculación del agua de refrigeración evitará impactos negativos relacionados con la descarga de efluentes líquidos. Los efluentes domésticos y las aguas servidas procedentes de los servicios sanitarios, similares a los residuos domésticos, se tratarán en un sistema séptico.

Consumo de agua: El agua de refrigeración para el proyecto se extraerá de pozos y no del sistema municipal. La empresa se asegurará de que el proyecto no impactará negativamente la disponibilidad de agua de las comunidades locales, que dependen principalmente del sistema de abastecimiento municipal.

Ruidos: La empresa se asegurará de que los límites de las emisiones acústicas se encuentran dentro de los límites establecidos por el Grupo del Banco Mundial. Como el proyecto se encuentra en una zona dehabitada, no se prevé ningún impacto de ruido en las comunidades. Sin embargo, la empresa monitoreará los niveles de ruido durante las etapas de construcción y operación del proyecto.

Salud y seguridad ocupacional: La empresa implementará las medidas adecuadas de salud y seguridad ocupacional, como sistemas de detección de incendios y alarma. Los empleados y contratistas recibirán el equipo de protección personal y la capacitación necesaria de acuerdo con los lineamientos del Banco Mundial.

Preparación y respuesta para casos de emergencia: La empresa elaborará un plan detallado con procedimientos de preparación y respuesta ante situaciones de emergencia, que incluirán líneas jerárquicas y procedimientos de evacuación en caso de emergencia.

Manejo de residuos: Las plantas termoeléctricas a gas casi no generan residuos sólidos porque, independientemente de la tecnología de combustión que utilicen, generan niveles insignificantes de cenizas. Los residuos de construcción y domésticos se eliminarán de conformidad con la normativa local.

Consideraciones laborales: La empresa y sus contratistas deberán cumplir los requisitos locales y de la CII en materia laboral.

Relaciones con la comunidad: La empresa llevó a cabo una vista pública en marzo y abril de 2011. Como resultado de las reuniones con los miembros de la comunidad de Andrés Boca Chica, se está formando una comisión integrada por líderes de la comunidad. Se acordó con la comunidad que todos los programas de desarrollo comunitario propuestos por el proyecto se coordinarán y acordarán con la comisión. Además, la comisión, que trabajará en conjunto con la empresa, será quien canalice todas las inquietudes y quejas sobre el proyecto que se presenten. A solicitud de la CII, la empresa también organizará reuniones públicas con los miembros de la comunidad para tratar específicamente el componente del gasoducto para el proyecto.

Seguimiento e informes: La empresa se compromete a poner en práctica las medidas de mitigación necesarias incluidas en los planes de gestión ambiental elaborados para el proyecto, así como en el Plan de Acción Social y Ambiental (PAAS) que se elaborará en conjunto con la CII para asegurar el cumplimiento de los requisitos de la CII en materia ambiental, laboral y de salud y seguridad en el trabajo. La empresa presentará a la CII un informe anual de seguimiento medioambiental sobre la situación de implantación del PAAS.