Fabrica de Papel Santa Therezinha S. A (SANTHER II)

Para consultas y comentarios para la CII, contacte con:
El equipo de Comunicaciones de la CII
Correo electrónico: divulgacionpublica@iadb.org

Para consultas acerca de proyectos, incluyendo preguntas medioambientales y sociales relacionadas con las inversiones de la IIC, por favor, contacte con el cliente o con la CII utilizando la información de contacto proporcionada anteriormente. Adicionalmente, las comunidades afectadas por alguno de nuestros proyectos tienen a su disposición el acceso al Mecanismo Independiente de Consulta e Investigación de la CII.
Teléfono:+1 (202) 623-3952
Fax: +1 (202) 312-4057
Dirección: 1300 New York Ave. NW Washington, DC. USA. 20577
Correo electrónico: mecanismo@iadb.org o MICI@iadb.org

Número de proyecto: 
BR1029B-01
Fecha prevista para consideración del Directorio: 
13/12/2001
Fecha de publicación: 
02/11/2001
Compañía: 
Fábrica de Papel Santa Therezinha S.A.
Monto de Financiamiento Solicitado: 
Sector: 
Madera, pulpa y papel
Ubicación: 
País: 
Alcance y objetivo del proyecto: 
El proyecto consiste en distintas inversiones dirigidas a modernizar las instalaciones manufactureras de Santher y desarrollar líneas de productos de higiene femenina a fin de ofrecer una gama de productos más amplia (papel de seda, papel industrial o kraft y productos para la higiene femenina). Asimismo, el proyecto aumentará la capacidad de la Compañía para reciclar papel de desecho. El financiamiento de la CII es principalmente para este componente del proyecto. Los proyectos de modernización de Santher reducirán costos (gracias a la mayor capacidad para usar mayores volúmenes de papel de desecho de menor calidad y a un conjunto de iniciativas para el ahorro de energía), aumentarán la productividad (a través de un mejor control de procesos y de inversiones en tecnología de la información a nivel de toda la Compañía) y mejorarán el manejo de los residuos generados a partir de la producción papelera (por medio de ventas a productores de elementos cerámicos y del empleo de dichos residuos en vaciaderos y para la elaboración de abono orgánico).

Las principales inversiones corresponden a la planta de Bragança Paulista e incluyen la instalación de una segunda máquina para toallas sanitarias (US$7,7 millones), maquinarias para producir protectores diarios -un producto nuevo- (US$1,3 millones) y un incremento de 100 a 150 toneladas por día en la capacidad de producción de la planta de reciclado de papel de desecho (US$6,8 millones). Otras inversiones importantes corresponden a mejoras en tecnología de la información a nivel de toda la Compañía (US$2,4 millones), modernización de equipos y un vaciadero en la planta de Governador Valadares (Minas Gerais) (US$0,8 millones), modernización de equipos y ahorros de energía en la planta de Penha en São Paulo (US$1,6 millones) e introducción de un sistema de detección y lucha contra incendios y uno de elaboración de abono a partir de lodos en la planta de Guaiba en Porto Alegre (Rio Grande do Sul).

Conservación de recursos naturales fomentando el empleo de productos reciclables: El proyecto consumirá más papel reciclado, proporcionando valor económico a residuos papeleros que de otro modo hubieran terminado en vaciaderos de basura. Se calcula que anualmente se ahorrarán cerca de US$2,8 millones en celulosa virgen gracias al empleo de papel reciclado en el proceso de producción.

Fomento de la transferencia de tecnología nueva: El proyecto ayudará a Santher a adquirir tecnología nueva en apoyo de la diversificación de sus productos a partir de la producción papelera, y aumentará asimismo la productividad de sus actuales máquinas.

Generación de empleos: El proyecto creará cincuenta puestos de trabajo permanentes, además de los empleos temporarios requeridos durante su ejecución.

Fomento de la producción y venta de productos de gran calidad a precios más bajos: Santher ha penetrado en el mercado con productos de calidad semejante a la de los del líder del mercado, a precios más bajos. El poder adquisitivo del consumidor aumentará.

Se facilita el acceso a financiamiento a largo plazo: La CII actúa como prestamista de última instancia para recursos a largo plazo en un sector necesitado de constantes inversiones de capital. Santher ya tiene buen acceso al financiamiento a corto plazo.

Ampliación de las fuentes de financiamiento a mediano plazo al tiempo que se reduce el riesgo financiero: La CII asumirá un riesgo a largo plazo al tiempo que incorpora al proyecto a bancos participantes para el préstamo de capital de trabajo a mediano plazo. Así, estaría ayudando a Santher a cimentar sus relaciones bancarias con las entidades crediticias del préstamo B, ampliando para la misma sus fuentes de financiamiento a mediano y largo plazo.
Revisión de temas medioambientales: 
Este es un proyecto de categoría III según el sistema de clasificación ambiental de la CII porque puede tener como resultado ciertos efectos que pueden evitarse o mitigarse acatando normas de desempeño, directrices y criterios de diseño generalmente reconocidos. Entre los factores ambientales y laborales relacionados con este proyecto figuran los siguientes: tratamiento de efluentes líquidos, manejo de residuos sólidos y vertederos, almacenamiento de combustibles y productos químicos peligrosos, salud y seguridad en el centro de trabajo, protección frente a incendios y respuesta frente a emergencias. Durante la evaluación Santher proporcionó información sobre todos sus proyectos nuevos, incluida la tercerización del tratamiento de efluentes líquidos en su planta de Penha, el programa de gestión de lodos en todas sus plantas y los permisos y estudios ambientales pertinentes.

Cumplimiento de la legislación medioambiental brasileña: En el estado de São Paulo las cuestiones medioambientales las maneja la Companhia de Tecnologia de Saneamento Ambiental (CETESB), que otorga permisos para el diseño, la construcción y la operación de instalaciones (manufactureras y de tratamiento de residuos). Santher cuenta con todos los permisos que necesita de la CETESB para sus proyectos en Bragança Paulista y Penha. En Bragança Paulista la gestión de lo atinente a salud y seguridad en el centro de trabajo está controlada por la Prefeitura Municipal, que le ha otorgado a Santher una licencia de operación. En el estado de Minas Gerais la Fundação Estadual do Meio Ambiente (FEPAM) se encarga de las cuestiones medioambientales y le ha otorgado a Santher todas las licencias que ésta necesita para las operaciones de su planta de Governador Valadares. En el estado de Rio Grande do Sul, la FEPAM reglamenta las cuestiones medioambientales y le otorgó a la empresa, para la planta de Guaiba, todas las licencias que necesita para sus operaciones.

Tratamiento de efluentes líquidos: Cada una de las plantas de Santher cuenta con una instalación para el tratamiento de efluentes líquidos, que cumple las normas de tratamiento internacionales. Todas las instalaciones con dispositivos de deshidratación de lodos incluyen asimismo lagunas depuradoras previas a la descarga de los efluentes en aguas superficiales. Dichos sistemas seguirán funcionando, salvo en Penha, donde una compañía privada, denominada Sabesp, empezará a recibir sus efluentes en enero de 2002. El proyecto de reciclado de papel en Bragança Paulista incluye equipos para reducir el contenido de humedad de los lodos, lo cual permite mantener el mismo volumen de la masa de lodo que se debe manejar, pese al mayor empleo de papel reciclado.

Agua: El agua para los procesos de Santher se obtiene de fuentes superficiales. En todos los casos los ríos están muy contaminados y su agua se debe tratar antes de poder utilizarse. La empresa también produce agua potable por medio de una ulterior operación de filtrado y desinfección con cloro. Visto el costo de la obtención y preparación del agua para uso industrial, Santher recurre al máximo al reciclado de agua en sus plantas. En su proceso de blanqueado Santher no utiliza cloro libre.

Residuos sólidos: En cada una de las plantas de Santher los residuos sólidos se separan utilizando receptáculos pintados de un color que depende del tipo de residuo. Cada residuo tiene un plan específico de tratamiento y eliminación definitiva. Los desechos generados por los procesos se reciclan y un contratista específico recoge los residuos de tipo domiciliario. Dentro de las plantas de tratamiento de efluentes de Santher, las unidades deshidratadoras generan lodos, que no son tóxicos y que consisten en cenizas y fibras no recuperables provenientes del papel reciclado. Santher ha demostrado que sus lodos resultan aplicables como aditivos para la manufactura de ladrillos de arcilla, y fomenta su uso por parte de las compañías de cerámica locales. Los residuos sólidos provenientes del procesamiento de fibras secundarias se eliminan en los respectivos vertederos municipales. Durante la etapa de cocción los lodos se queman, dejando un vacío y aumentando en consecuencia las propiedades de aislamiento térmico de los ladrillos. Actualmente, los lodos provenientes de la planta de Santher en Guaiba son eliminados por otra entidad, con un método que supone arrojarlos al suelo para su posterior arado. Sin embargo, dicha planta está colaborando con una universidad local en el desarrollo de un proceso de elaboración de abono orgánico, con miras a la venta de dicho producto. Por su parte, la planta de Governador Valadares (GV) está construyendo sus propios depósitos para los lodos, que serán aprobados por la FEPAM. A su vez, los lodos no vendidos provenientes de la planta de Bragança Paulista se envían a un vaciadero municipal.

Almacenamiento de combustibles y productos químicos: En las plantas de Santher todos los productos químicos y los combustibles se almacenan en instalaciones adecuadas, dotadas de elementos para contener pérdidas. Entre los depósitos de combustibles y las instalaciones principales media cierta distancia, especificada en función de la seguridad. En Bragança Paulista se está instalando una nueva planta de gas licuado de petróleo, a fin de proporcionar gas para las secadoras de papel y ahorrar energía. Las instalaciones de depósito de dicho material están cercadas, distan más de cincuenta metros de cualquier edificio y tienen equipos de detección y de lucha contra incendios.

Salud y seguridad en el centro de trabajo, seguridad frente a incendios y respuesta frente a emergencias: Santher tiene políticas sobre salud y seguridad en todas sus dependencias, cuyo manejo en cada planta es responsabilidad de un oficial de seguridad de grupo y de su personal. A los empleados se les proporcionan los equipos adecuados (tapones para oídos, guantes, botas, cascos rígidos, etc.) y capacitación en cuanto a su uso en el trabajo. Asimismo, se realizan controles periódicos para establecer si las condiciones de trabajo son satisfactorias. Santher presentó registros de su desempeño en materia de seguridad, que revelaron una reducción sustancial del número de accidentes desde el establecimiento del sistema colectivo de seguridad. Cada planta dispone de una unidad sanitaria con una plantilla de enfermeras, visitada periódicamente por médicos que prestan servicios de primeros auxilios. En GV el dispensario también brinda servicios de cuidado dental y de atención sanitaria general para los empleados y sus dependientes. Todas las plantas tienen carteles de seguridad ubicados en forma visible, y todas salvo la de Guaiba tienen sistemas de detección de incendios con alarmas y pulsadores de aviso conectados a una consola de supervisión central que indica el lugar del incidente. Además, las plantas tienen sistemas de hidrantes con un suministro de agua y unas bombas de emergencia de carácter exclusivo. En este sentido, uno de los componentes del proyecto radica en lograr que para septiembre de este año las condiciones de la planta de Guaiba, que es la adquirida en forma más reciente, estén a la altura de las demás plantas. Cada planta tiene brigadas para incendios y emergencias para cada turno, debidamente capacitadas, que realizan simulacros periódicos con las brigadas locales para incendios y emergencias y que cuentan asimismo con equipos especializados en función de la naturaleza de la emergencia.

Emisiones a la atmósfera: Todas las calderas a vapor de Santher operan a menos de 5 toneladas/hora, salvo una que normalmente funciona por debajo de dicho nivel. Las calderas utilizan combustible No. 6, con menos de 2% de azufre, salvo en São Paulo, donde están obligadas a usar fuel oil con un contenido en azufre inferior al 1%. Los generadores de emergencia de la Compañía usan fuel oil con menos de 2% de azufre.

Aspectos laborales: El proyecto cumplirá los requisitos de la CII en materia laboral, en cuanto a libertad de asociación, derecho de organización y de negociación colectiva, abolición del trabajo forzoso y del trabajo infantil peligroso y ausencia de discriminación en materia de empleo y trabajo. Santher tiene convenios colectivos de trabajo en todas sus plantas. Los beneficios para el personal incluyen planes de seguro médico y de vida, cestas de alimentos, comedor subvencionado, transporte y préstamos con fines de interés social. Los niveles de remuneración y beneficios de la empresa son superiores a los corrientes en el sector.

Supervisión y presentación anual de informes: El patrocinador elaborará un plan de gestión ambiental (PGA), que incluirá un calendario para la ejecución de proyectos medioambientales (tercerización del servicio de tratamiento de aguas residuales en Penha, depósitos de lodos en GV, sistema de elaboración de abono y sistema contra incendios en Guaiba) y un programa de supervisión y de presentación de informes para asegurarse de que el proyecto cumpla las leyes brasileñas y las pautas medioambientales de la CII. Asimismo, el PGA incluirá un sistema de gestión ambiental en el que se indicará quién será responsable de supervisar la puesta en práctica de las actividades de Santher en materia ambiental y de seguridad, y presentará información al día sobre el estado de los correspondientes permisos ambientales y de seguridad en cada planta. Santher presentará un informe anual en el que se resumirán los datos de supervisión relativos a descarga de aguas residuales, eliminación de residuos sólidos, estado de los programas sobre lodos en GV y Guaiba, capacitación sobre salud y seguridad, y partes sobre accidentes.