Agrícola Pampa Baja S.A.C.

Para consultas y comentarios para la CII, contacte con:
El equipo de Comunicaciones de la CII
Correo electrónico: divulgacionpublica@iadb.org

Para consultas acerca de proyectos, incluyendo preguntas medioambientales y sociales relacionadas con las inversiones de la IIC, por favor, contacte con el cliente o con la CII utilizando la información de contacto proporcionada anteriormente. Adicionalmente, las comunidades afectadas por alguno de nuestros proyectos tienen a su disposición el acceso al Mecanismo Independiente de Consulta e Investigación de la CII.
Teléfono:+1 (202) 623-3952
Fax: +1 (202) 312-4057
Dirección: 1300 New York Ave. NW Washington, DC. USA. 20577
Correo electrónico: mecanismo@iadb.org o MICI@iadb.org

Número de proyecto: 
12217-01
Fecha prevista para consideración del Directorio: 
18/07/2018
Fecha de publicación: 
15/06/2018
Compañía: 
Agrícola Pampa Baja S.A.C. (“APB” o la “compañía”)
Monto de Financiamiento Solicitado: 
Hasta US$ 25 millones
Sector: 
Agricultura y desarrollo rural
Categoría Ambiental y Social: 
B
País: 
Alcance y objetivo del proyecto: 

El financiamiento propuesto consta de una línea de crédito en favor de Agrícola Pampa Baja S.A.C. (“APB” o la “compañía”) de hasta US$25 millones con una tenencia de diez años, un período de gracia de dos años y un paquete de garantía con un coeficiente de cobertura del 110% al valor de liquidación. Los fondos se asignarán a lo siguiente: (i) inversiones de capital para la plantación de 600 hectáreas adicionales de palta y la construcción de una planta envasadora industrial (hasta US$9 millones); (ii) capital de trabajo permanente (hasta US$ 8 millones); y (iii) refinanciamiento de deuda a corto y mediano plazo (hasta US$ 8 millones). El costo total del proyecto es de US$ 85 millones. La estructura ofrece suficiente flexibilidad para atender las contingencias comunes en proyectos de esta naturaleza, además de incluir, por primera vez, en BID Invest la cláusula "El Niño", por la cual el cliente puede reprogramar la amortización de un año en caso de que suceda un evento climático que tenga efectos adversos sobre su capacidad de pago.

APB fue fundada en 1998 por Octavio Paredes y es una empresa agrícola familiar que cuenta con dos líneas de negocios: (i) la plantación, la producción y el envasado de fruta fresca (paltas, uvas, mandarinas y granadas) y verdura (páprika y cebolla amarilla dulce) y (ii) la producción de leche con ganado propio, lo que lo convirtió en el principal productor de leche de Perú.

 

Revisión de temas medioambientales: 

1. Información general sobre el alcance de la revisión ambiental y social de la CII:
La inversión propuesta consiste en el otorgamiento de un préstamo a Agrícola Pampa Baja . APB es una empresa familiar dedicada a la producción y comercialización de fruta (paltas, uvas, mandarinas y granadas), cultivos hortícolas (páprika y cebolla amarilla dulce) y leche, con sede en Majes-Siguas (Majes) y H2Olmos (Olmos) en Perú. Las operaciones principales de APB se encuentran en Majes-Siguas, cerca de Arequipa, distribuidas en aproximadamente 1.288 hectáreas de cultivos hortícolas y fruta, y operación lechera de 6.250 vacas, 3.200 de las cuales se encuentran en producción . Otro fundo de 1.100 hectáreas se ubica en el proyecto de irrigación H2Olmos en el norte de Perú. Existen planes de expandir la zona productiva en 600 hectáreas de paltas en Olmos, con lo cual se alcanzaría un total de 900 hectáreas plantadas con palto. Cerca del 50% de los productos de APB se exportan a los EE. UU., el 48% a Europa, y el 2% a otros lugares de Asia y el resto del mundo. Se planean inversiones estratégicas a futuro en Olmos, entre las que se encuentra la construcción de una planta empacadora.

Las plantas de producción y procesamiento agrícolas de APB cuentan con las certificaciones que exige cada mercado en particular. Algunas de ellas son: Global Good Agricultural Practices (GlobalGAP), un programa de inocuidad alimentaria para materias primas; British Retail Consortium (BRC), que armoniza las normas internacionales de inocuidad alimentaria y reduce la necesidad de realizar múltiples auditorías internacionales de minoristas; BSC, un programa de cooperación voluntaria entre el sector privado y la Aduana de los Estados Unidos. La certificación GlobalGAP es requisito básico para todos los productores y operaciones frutícolas de APB. La participación en estos programas de certificación indica que APB ya está comprometida con la mejora continua de sus prácticas de sostenibilidad, las cuales son impulsadas fundamentalmente por el mercado.

BID Invest visitó las operaciones de la compañía en Majes y en Olmos, Perú. La visita incluyo campos de cultivo, plantas de empaque, instalaciones de producción láctea e infraestructura asociada. El proceso de debida diligencia ambiental y social (DDAS) de BID Invest incluyó la revisión de documentos técnicos y aquellos relacionados  a las prácticas sobre medio ambiente, salud y seguridad (MASS) presentados por la compañía. 

En dicho proceso, se analizaron los planes de gestión ambiental y social del Proyecto y se identificaron las brechas entre dichos planes y los requisitos de la Política de Sostenibilidad de BID Invest. Donde resulta necesario, las medidas correctivas para reducir estas brechas dentro de un período razonable se resumen en los párrafos siguientes y en el plan de acción ambiental y social (PAAS) presentado en este resumen de revisión. Se espera que la implementación de estos planes de gestión y del PAAS contribuya a que el Proyecto sea diseñado y ejecutado de acuerdo con los objetivos de las Normas de Desempeño. Este proceso de mejora continua de la gestión de riesgos ambientales y sociales acompañará la expansión de APB en mercados muy exigentes, como ser Europa y los EE. UU., contribuirá a consolidar la marca como líder de sostenibilidad en Perú, respaldará la identificación de oportunidades para reducir los costos operativos y aumentar la productividad, y mejorará el valor de la compañía.

2. Clasificación ambiental y social, y justificación:
La inversión es un proyecto categoría B de acuerdo con la Política de Sostenibilidad Ambiental y Social de BID Invest. Los riesgos clave en materia ambiental y social relacionados con el Proyecto incluyen: (i) funcionalidad de los sistemas de gestión y seguimiento de los temas ambientales y sociales de la compañía, (ii) gestión de la mano de obra y adopción de condiciones laborales adecuadas, programas de salud y seguridad en el trabajo, y la hidratación de los trabajadores en el campo; (iii) seguimiento del manejo de amoníaco bajo condiciones seguras; (iv) plan técnico de gestión de los recursos hídricos para la expansión en Olmos; (v) eliminación de las formulaciones químicas clase Ia/Ib de la OMS y la implementación de un Programa Corporativo de Gestión Integrada de Plagas y Enfermedades (MIPE); y, (vi) procedimientos para el programa de gestión del sistema de gestión ambiental y social (SGAS) que aseguren que el personal de seguridad que contrate la compañía se conduzca apropiadamente.

3. Contexto ambiental y social:
El proceso de diligencia debida ambiental y social revela que la inversión tendrá efectos que deben gestionarse en consonancia con lo dispuesto por las siguientes Normas de Desempeño (ND).
ND1: Evaluación y gestión de los riesgos e impactos ambientales y sociales
ND2: Trabajo y condiciones laborales
D3: Eficiencia del uso de los recursos y prevención de la contaminación
ND4: Salud y seguridad de la comunidad
ND5: Adquisición de tierras y reasentamiento involuntario y ND 6: Conservación de la biodiversidad y gestión sostenible de los recursos naturales vivos: no resultan aplicables debido a que las operaciones se encuentran en nuevos proyectos de irrigación  tanto en Majes-Siguas como en Olmos (ambos desarrollados en zonas desérticas áridas subtropicales, las cuales al ser irrigadas, resultan excelentes para desarrollos de agroindustria). ND 7: Pueblos indígenas: no resulta pertinente, ya que no existen pueblos indígenas en las zonas donde opera APB ni tampoco activos ni tierras que afecten de manera negativa a pueblos indígenas. ND 8: Patrimonio cultural: no aplica ya que la tierra utilizada en las operaciones agrícolas en ambos sitios cuenta con el certificado CIRA emitido por las autoridades peruanas, el cual valida que la tierra no es patrimonio cultural. Si estas ND se volvieran aplicables, APB deberá informarlo de inmediato a BID Invest.

4. Riesgos e impactos ambientales, y medidas de mitigación e indemnización propuestas:
4.1 Evaluación y gestión de los riesgos e impactos ambientales y sociales
El sistema de gestión de APB incluye planes de gestión con estrategias que ayudan a minimizar los riesgos e impactos ambientales y sociales en cada localidad. APB ha redactado sus Procedimientos Operativos Estándar (POE) para la realización de tareas agrícolas y de procesamiento que incluyen las instrucciones en materia de medio ambiente, salud y seguridad. Los fundos de APB cuentan con planes y programas específicos para la gestión de desechos, de salud y seguridad en el trabajo y de eficiencia energética. Los empleados de APB y de BID Invest realizaron una evaluación conjunta propia e independiente de los nueve elementos del sistema de gestión ambiental y social (SGAS) de la compañía en los términos de la ND 1. El valor promedio de la evaluación propia e independiente para ambos sitios revela un grado relativamente bajo de madurez del SGAS, la necesidad de revisar y/o establecer procedimientos en este sentido y la obligación de preparar un plan de mejora del SGAS.

Política: Como parte de esta inversión, se reforzará la declaración de política corporativa de manera que cumpla con las Normas de Desempeño de 2012 y la Política de Sostenibilidad de BID Invest. Una vez actualizada, la política será comunicada a los contratistas y proveedores principales. 

Identificación de riesgos e impactos: APB actualizará su proceso corporativo de gestión de riesgos de manera de (a) desarrollar un método de priorización y evaluación de riesgos, y revisar la evaluación de riesgos toda vez que se realice una expansión o bien cambios en los procesos,  tecnología o las actividades; (b) mejorar el proceso de identificación de riesgos e impactos de las operaciones para las comunidades en forma periódica, (c) elaborar procedimientos para implementar un plan de gestión preventiva para evitar o minimizar el impacto de inundaciones en los campos de cultivo causadas por eventos climáticos en Olmos como fue el Niño Costero en 2017. 

Programas de gestión: APB deberá diseñar los procedimientos y planes de acción del sistema de gestión a fin de minimizar los problemas ambientales y sociales, reducir su impacto y la posibilidad de recurrencia; formalizar los procedimientos del sistema de gestión para la participación de la comunidad, incluido un mecanismo de atención de quejas; formalizar los procedimientos de gestión de la cadena de abastecimiento si la compañía comienza a tratar con proveedores; implementar los procedimientos del sistema de gestión para el tratamiento integrado de enfermedades y plagas; implementar los procedimientos del sistema de gestión para la elaboración de un Código de Conducta para el personal de seguridad presente en las instalaciones de la compañía, y gestionar cada riesgo identificado según lo establecido en los Principios Voluntarios (PV) sobre Fuerzas de Seguridad y Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Competencia y capacidad organizativas:  APB presentará a BID Invest una copia del memorando interno firmado por el CEO que establece oficialmente la creación de una Unidad o un Departamento de Gestión Ambiental y Social Independiente, designa a un responsable calificado para las cuestiones ambientales y sociales corporativas que estará a cargo de la dirección de la Unidad de Gestión Ambiental Corporativa.  La Unidad tendrá la responsabilidad de gestión claramente definida en materia ambiental, social, y de salud y seguridad en el trabajo en el marco del sistema de gestión ambiental y social (SGAS).

Preparación y respuesta ante situaciones de emergencia:  La compañía actualizará sus procedimientos del sistema de gestión para la preparación y respuesta ante emergencias de manera de demostrar que la planificación para emergencias incluye a las comunidades; revisar periódicamente los programas de capacitación en preparación y respuesta ante emergencias; revisar los procedimientos de respuesta ante emergencias siempre que se realice una expansión o bien cambios en los procesos, tecnología o las actividades; e implementar el plan de preparación ante emergencias en Olmos.

Participación de los actores sociales: La compañía preparará un procedimiento del sistema de gestión corporativo para la comunicación con los actores sociales externos; mejorar su sitio web de manera de mantener informados a los actores externos e incluir bien visibles una pestaña y el nombre de la persona de contacto en APB para acceder a los puntos de contacto del mecanismo de atención de quejas y la información asociada en caso de que alguien necesite expresar su preocupación o elevar una queja sobre las operaciones de la compañía.

Seguimiento y evaluación: APB establecerá un procedimiento del sistema de gestión corporativo para documentar formalmente los resultados de seguimiento y utilizarlos en la evaluación de riesgos; redactar un procedimiento del sistema de gestión para informar los resultados de seguimiento en las reuniones con la gerencia senior para determinar si el SGAS es eficaz y está en conformidad con las políticas.

4.2 Trabajo y condiciones laborales
La compañía cumple con las leyes de trabajo del Perú. En 2018, APB emplea casi 2.581 personas en forma permanente en las operaciones de producción de campo, administración y empaque  en Majes y Olmos. Además, se estima que APB contrata aproximadamente 1.000 trabajadores temporarios durante la época de cosecha siguiendo las reglamentaciones laborales nacionales. Cerca del 40% de todo el personal permanente de APB son mujeres en Majes, mientras que en Olmos constituyen el 12%. Las mujeres ocupan puestos en todas las operaciones. La compañía tiene planes operativos de incrementar la fuerza laboral a 2.000 trabajadores, de los cuales el 65% probablemente sean mujeres. APB está trabajando en un plan para retener a sus empleadas para mantener el know-how institucional y la sostenibilidad a largo plazo. Esto pone de manifiesto que APB se interesa por expandir su desempeño en materia de inclusión de género y que existen oportunidades de trabajar con el apoyo de BID Invest en temas de género de maneras que sean lógicas para el negocio.

La compañía ha adoptado una política corporativa formal de RR. HH., que se extiende a todas las operaciones. Esta política cubre los términos de empleo, tales como salarios y beneficios, horas de trabajo, remuneración por horas extra, maternidad, vacaciones, no discriminación, acoso sexual o moral, período de contratación, indemnización, promociones, aumentos salariales y procedimientos para la rescisión del contrato. No existen sindicatos ni negociaciones colectivas. La gerencia de RR. HH. se reúne con los trabajadores para analizar las acciones y los problemas que surgen. APB ha construido un centro médico y creó salas de lactancia. La compañía prevé obtener la certificación SA8000 para lo cual ya está adoptando medidas. APB cuenta con una declaración de política en contra del uso de trabajo infantil y de trabajo forzoso en sus operaciones.

Mecanismo de queja corporativo para empleados: La compañía cuenta con un procedimiento formal de atención de quejas internas, el cual es parte de su política de RR. HH. APB revisará el procedimiento de su mecanismo de queja corporativo para asegurar que los trabajadores puedan elevar sus quejas en forma anónima y que se distribuya la versión actualizada de dicho mecanismo a todos los empleados; se mantendrán registros sobre las acciones de APB, el feedback provisto y el acuerdo firmado por el empleado de la resolución de cada queja.

Salud y seguridad en el trabajo: La debida diligencia de BID Invest reveló que la gestión de salud y seguridad en el trabajo realizada por APB puede mejorarse ya que estos aspectos se manejan a distintos niveles operativos de la compañía, y algunos podrían mejorar el uso de equipo de protección personal (EPP) en favor de la seguridad de los empleados durante las operaciones. Las prácticas y estadísticas en materia de salud y seguridad en el trabajo deben registrarse y monitorearse. A nivel institucional, tanto en Olmos como en Majes, la compañía realizará un análisis de brecha de estos aspectos con el  fin de actualizar los procedimientos del sistema de gestión de la salud y la seguridad en el trabajo e implementarlos en su totalidad, incluidas la capacitación y la obligación de utilizar EPP (para empleados y contratistas). La compañía investigará los costos relacionados con el seguro de responsabilidad civil y los pagos de indemnizaciones, accidentes con pérdida de tiempo; muertes y otros accidentes evitables, incluidos incendios, derrames de materiales, transporte, reducciones potenciales de las primas del seguro, etc. Asimismo, enviará un informe final a BID Invest que incluirá la certificación del gerente de tareas de APB de que todas las deficiencias observadas se han reparado. APB mejorará el sistema de registro de estadísticas de salud y seguridad en el trabajo, accidentes y cuasi accidentes, incluidos informes de la tasa de frecuencia de días perdidos por lesiones profesionales (lesiones por millón de horas trabajadas) y de la tasa de días perdidos según la gravedad de las lesiones (días perdidos por millón de horas trabajadas).

Hidratación de los trabajadores en el campo: Los trabajadores del campo en ambas localidades son susceptibles de deshidratarse, ya que la mayoría de sus tareas se realizan bajo la luz solar directa. La práctica actual de provisión de agua potable a los trabajadores debe mejorarse. La compañía preparará nuevos procedimientos del sistema de gestión corporativo que ordenarán la hidratación diaria adecuada para cada trabajador y la disponibilidad de agua en el campo en distancias cortas. Todas las instalaciones de los complejos de oficinas de Olmos y Majes deberán contar con agua potable.

Gestión segura del amoníaco: Las operaciones diarias de APB en Majes exigen el uso de unidades de enfriamiento que usan amoníaco como agente refrigerante. La compañía ha implementado procedimientos de seguridad que deben alinearse con las normas internacionales aplicables, como ser las del IIAR (Instituto Internacional de Refrigeración con Amoníaco). Deben atenderse las brechas y las modificaciones requeridas, así como también deberá implementarse un plan de seguridad que garantice el manejo y uso seguros de amoníaco dentro de los límites reglamentarios del país, lineamientos sobre medio ambiente, salud y seguridad del Banco Mundial y lo estipulado por el IIAR.  El plan deberá incluir capacitación, simulacros programados y un plan de comunicación regular y proactivo con todos los empleados y contratistas.

4.3 Eficiencia del uso de los recursos y prevención de la contaminación
Eficiencia en el uso de los recursos: La compañía toma electricidad de la red nacional. En 2017, el consumo de energía fue de 2.414.943 kWh en Majes y de 1.912.092 kWh en Olmos.  En Majes la compañía utiliza energía solar para proveer agua caliente a las duchas. El agua de riego es provista por las Oficinas de Administración de Riego en H2Olmos y Majes-Siguas. Cada hectárea adquirida en Olmos supone una asignación de 9.930 m3/año. En Majes la asignación es de 15.500 m3/año/ha.

Agua de riego en Olmos: La gestión del consumo de agua en los paltos es fundamental para una actividad exitosa, ya que el agua es un recurso cada vez más escaso en muchos lugares. Las plantaciones de palta en Perú utilizan entre 16.000 y 18.000 m3 de agua de riego por año por hectárea.  Considerando que la asignación en Olmos representa aproximadamente la mitad de esa cantidad, APB ejecutará un plan de gestión de recursos hídricos que plantee opciones para compensar esa diferencia. El plan se centra en incrementar la eficiencia en el uso del agua, y debe contemplar dos escenarios de uso de agua de riego: el primero, bastante ambicioso, considera utilizar cerca de 12.500 m3/año/ha, mientras que el segundo estima un consumo de 15.500 m3/año/ha.  APB necesitará equilibrar su provisión de agua con una combinación de agua superficial  (asignación de Olmos), agua subterránea y la posible compra de agua de otras fuentes (mientras sea posible ). El uso de agua subterránea cerca de las zonas en las que opera APB se ha incrementado , lo cual afecta el reabastecimiento del acuífero. En Majes, la Autoridad Nacional del Agua (ANA) ha emitido los permisos de uso de agua superficial y subterránea, y el sistema de producción se sostiene en su totalidad. En Olmos, APB cuenta con un permiso para perforar hasta 14 pozos. Ya se han perforado dos, y se encuentran disponibles los resultados de las pruebas de capacidad.  Se ha realizado la solicitud del permiso ante la ANA. El plan de gestión de los recursos hídricos enviados por APB delinearán las opciones y posibles cronogramas de perforación de los pozos y de envío de las solicitudes de licencias de uso del agua subterránea a la ANA. Esto debe tener en cuenta la madurez de los cultivos y las respectivas necesidades de agua en el tiempo.

Emisiones de gases de efecto invernadero: Los paltos sirven para captar carbono, lo que ayuda a compensar las emisiones de carbono derivados de la actividad de la compañía. APB implementará un procedimiento del sistema de gestión que contemple el inventario de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), que deberá ser informado anualmente a BID Invest. Éste incluirá la cuantificación de las emisiones provenientes del ganado utilizado para las actividades lácteas en Majes. Las emisiones base de GEI serán las de 2018.

Utilización y manejo de plaguicidas: Los plaguicidas químicos se compran, manipulan, almacenan y aplican en conformidad con lo estipulado en el Código de Conducta Internacional de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) para la distribución y utilización de plaguicidas. Lo mismo  aplica también al desecho de los contenedores de plaguicidas. La información provista por APB muestra que las formulaciones químicas utilizadas en Majes y en Olmos contienen ingredientes activos clase Ia (extremadamente peligrosos) y Ib (altamente peligrosos), según la clasificación de plaguicidas por peligrosidad de la Organización Mundial de la Salud (OMS). APB deberá erradicar el uso de plaguicidas clase Ia/Ib de la OMS; proveerá el EPP que indique la ficha de datos de seguridad (MSDS) y/o las fichas internacionales de seguridad química (ICSCs) para el tratamiento de los materiales utilizados; presentará a BID Invest documentos que demuestren que se ha capacitado específicamente a los empleados que manipulan plaguicidas en el uso del equipo de protección personal (EPP) adecuado, indicado en la MSDS y/o la ICSCs. Además, APB hará un seguimiento continuo de los niveles de colinesterasa de los trabajadores que manipulan plaguicidas. La compañía tiene implementados controles adecuados para el manejo de plaguicidas clase II (moderadamente peligrosos).  

Programa de Gestión Integrada de Plagas y Enfermedades (MIPE): Los agrónomos de APB han definido métodos de control de plagas y enfermedades para ambas localidades.. La compañía informa de la utilización de 90 plaguicidas de diferentes categorías de la lista de la OMS. Resulta evidente que se trata de una cantidad elevada de formulaciones químicas y, a menudo, es una muestra que las plagas están volviéndose más resistentes. A pesar de que los problemas de toxicidad para los humanos y el medio ambiente no están documentados, es probable que se incrementen con las prácticas actuales. En el curso normal de las operaciones, el costo de utilizar plaguicidas probablemente aumente en cada ciclo. Todo lo anterior parece respaldar de forma contundente que APB debe desarrollar e implementar un sistema de MIPE que proteja a la compañía de estos cambios de escenario. Además de mejorar el retorno financiero, algunos beneficios incluyen: i) la mejora de la competitividad de la compañía a largo plazo; ii) la continuidad del negocio en caso de brotes de plagas o enfermedades; y, iii) la adaptación al cambio climático. APB implementará un sistema corporativo de gestión integrada de plagas y enfermedades (MIPE).  Esto representa una oportunidad de colaboración más estrecha entre el cliente y el BID Invest, en particular a través de la posible provisión de asistencia técnica para que APB cuente con conocimiento científico de clase mundial y lecciones aprendidas en Perú y en otros países para el desarrollo de su propio programa, que se adaptará a su realidad y necesidades.

4.4 Salud y seguridad de la comunidad
Salud y seguridad de la comunidad: Los principales riesgos que podrían afectar a los vecinos inmediatos de las operaciones de la compañía incluyen la posibilidad de que se generen polvo y accidentes debido a un crecimiento de la flota de camiones y del volumen del tránsito para transportar productos, incluidas las formulaciones químicas. APB preparará un Código de Conducta de la compañía que guíe la participación de los vecinos, mejorará los procesos del SGAS con el  fin de minimizar los riesgos del transporte para la salud y la seguridad de las comunidades locales y de acogida. La compañía desarrollará un mecanismo de queja externa para que los vecinos expresen sus preocupaciones.

 

Información de contacto: 

Si tiene alguna consulta, incluidas las cuestiones ambientales y sociales relacionadas con esta inversión, póngase en contacto con el cliente:
Sr. Juan C. Paredes, Gerente General. Correo electrónico: jparedes@pampabaja.com. Teléfono celular: +51959376882

Sr. César Piedra B., Gerente Corporativo de Finanzas. Correo electrónico: cpiedra@pampabaja.com. Teléfono celular: +51954183379

Plan de acción ambiental y social: