Vale do Paraná S.A. Álcool e Açúcar

Para consultas y comentarios para la CII, contacte con:
El equipo de Comunicaciones de la CII
Correo electrónico: divulgacionpublica@iadb.org

Para consultas acerca de proyectos, incluyendo preguntas medioambientales y sociales relacionadas con las inversiones de la IIC, por favor, contacte con el cliente o con la CII utilizando la información de contacto proporcionada anteriormente. Adicionalmente, las comunidades afectadas por alguno de nuestros proyectos tienen a su disposición el acceso al Mecanismo Independiente de Consulta e Investigación de la CII.
Teléfono:+1 (202) 623-3952
Fax: +1 (202) 312-4057
Dirección: 1300 New York Ave. NW Washington, DC. USA. 20577
Correo electrónico: mecanismo@iadb.org o MICI@iadb.org

Número de proyecto: 
12010-01
Fecha prevista para consideración del Directorio: 
25/08/2017
Fecha de publicación: 
25/07/2017
Compañía: 
Vale do Paraná S.A. Álcool e Açúcar (“VDP” o "la compañía")
Entidad Patrocinadora: 
Pantaleón Sugar Holdings Company Limited (“PSH” o “Pantaleón”) e Inversiones Manuelita S.A. (“Grupo Manuelita”)
Monto de Financiamiento Solicitado: 
Hasta US$55 millones
Sector: 
Agricultura y desarrollo rural
Categoría Ambiental y Social: 
B
Ubicación: 
Suzanapolis, Brasil
País: 
Alcance y objetivo del proyecto: 

La operación que aquí se propone consiste en un préstamo preferente de US$55 millones a VDP, con un plazo de hasta ocho años, incluido un período de gracia de un año y medio, que se utilizará como sigue: (i) US$28 millones para la expansión y renovación de plantaciones de caña de azúcar, (ii) US$20,5 millones para la instalación de un ingenio azucarero con una capacidad de producción diaria de 850 toneladas de azúcar crudo; y (iii) US$6,5 millones para efectuar ajustes a fin de integrar el ingenio con una planta de cogeneración de energía eléctrica de 48MW que se desarrollará en un emprendimiento conjunto con Albioma (el "Préstamo").

VDP, establecida en 2003 y ubicada en Suzanapolis, Brasil, produce y comercializa en el mercado brasileño etanol hecho a partir de caña de azúcar. En 2016, molió 1,6 millones de toneladas de caña de azúcar y produjo 139.000 m3 de etanol, totalizando ventas por US$79 millones.

Revisión de temas medioambientales: 

1. Sinopsis del alcance de la evaluación efectuada por la CII 

La CII visitó las operaciones de la compañía en Suzanapolis, Rio Paraná (noroeste del estado de São Paulo). Dichas operaciones comprenden aproximadamente 94 Ha de terrenos propios, cultivos de caña de azúcar en gran escala mediante contratos con proveedores asociados (23.270 Ha en modalidad de “parceria agricola” (asociación agrícola)), la planta de etanol y producción azucarera.   

En su evaluación, la CII consideró los planes de gestión ambiental, social, de salud, de seguridad y de gestión laboral para el proyecto, así como cualquier diferencia, de existir, entre dichos planes y los requisitos de la CII. En los casos necesarios se han definido medidas correctivas para eliminar esas diferencias dentro de un plazo razonable, las cuales se resumen en los párrafos que siguen y en el Plan de Acción Ambiental y Social acordado. Se prevé que, merced a esas medidas y al Plan de Acción Ambiental y Social, el proyecto se diseñará y operará en consonancia con los objetivos de las correspondientes normas de desempeño, así como en consonancia con los reglamentos nacionales, las directrices generales en materia de salud y seguridad ambientales del Grupo del Banco Mundial y las directrices para Producción de Cultivos Anuales y Manufactura de Azúcar.  

2. Categorización ambiental y social y fundamentos

Esta inversión es un proyecto de Categoría B de conformidad con la Política de Sostenibilidad Ambiental y Social de la CII. La información evaluada por la CII indica que el proyecto aquí propuesto tendrá impactos ambientales y sociales adversos limitados, poco numerosos, específicos del sitio, mayormente reversibles y que se pueden mitigar con medidas fáciles de aplicar, según se indica en el Plan de Acción Ambiental y Social adjunto.

3. Contexto ambiental y social

El presente proyecto entraña los siguientes riesgos o impactos potencialmente importantes en materia ambiental y social: emisiones a la atmósfera, gestión de efluentes, condiciones laborales y de trabajo, cuestiones atinentes a la salud y seguridad ocupacionales, gestión integrada de pestes y enfermedades, gestión ambiental y social de los proveedores en función de las políticas de VDP y de la CII, calidad de las aguas subterráneas y aseguramiento de una conducta adecuada por parte del personal de seguridad contratado por la compañía.

4. Riesgos e impactos ambientales y medidas de mitigación y compensación propuestas

4.1. Evaluación y gestión de los riesgos e impactos ambientales y sociales

VDP tiene un equipo de altos directivos y un personal comprometidos, que están actualizando y adoptando políticas ambientales y sociales pertinentes en consonancia con sus necesidades de negocio. Funcionarios de la CII y de VDP efectuaron una autoevaluación grupal de los nueve elementos del sistema de gestión ambiental y social de la compañía según se define en la norma de desempeño No. 1. La escala de calificación para cada elemento va del 0 al 5. El valor promedio de la evaluación es de 4,47, señal de un grado de madurez de mediano a elevado en el sistema antedicho.

Evaluación y sistema de gestión de los riesgos e impactos de política, ambientales y sociales:

Políticas: En términos resumidos, VDP describió su compromiso de llevar la gestión de los riesgos e impactos ambientales y sociales de sus actuales operaciones y zonas de expansión. La política se fortalecerá para (i) incluir un proceso documentado de examen y revisión permanente de las correspondientes políticas con la participación de su alta administración; y (ii) actualizar la política sobre salud, seguridad y protección de la comunidad, incluido un procedimiento de sistemas de gestión con vistas a la alineación con las normas de desempeño. 

Identificación de riesgos e impactos: VDP ha elaborado un programa de prevención de riesgos ambientales para evaluar y gestionar los riesgos e impactos ambientales y sociales que suelen presentarse en las operaciones de caña de azúcar. La compañía debe actualizar su proceso de gestión de riesgos para (i) ajustarlo cada vez que se produzca un cambio de procesos, tecnología o actividades, o bien una expansión; y (ii) mejorar periódicamente la identificación de los riesgos e impactos que sus operaciones plantean para las comunidades.

Programas de gestión: La compañía implantará procedimientos de gestión en el marco del sistema de gestión ambiental y social con vistas a un código de conducta para el personal de seguridad en sus instalaciones, y, en relación con cada riesgo que se identifique, llevará su gestión de conformidad con los Principios Voluntarios de Seguridad y Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Capacidad organizacional y competencias: VDP tiene tres funcionarios encargados de los temas ambientales y sociales. Para respetar los requisitos de la norma de desempeño No. 1, la compañía establecerá un procedimiento para medir la eficacia del programa de capacitación formal a fin de desarrollar un acervo de conocimientos especializados que permita llevar la gestión del sistema de gestión ambiental y social.

Preparación y respuesta ante emergencias: La planificación de la preparación y respuesta ante emergencias se refiere a la respuesta intramuros, pero requiere asimismo de una planificación para emergencias dirigida a involucrar a las comunidades. Periódicamente se llevan a cabo simulacros de emergencias. Los programas de capacitación al respecto se revisarán regularmente. VDP revisará sus procedimientos de respuesta ante emergencias cada vez que se produzca un cambio de procesos, tecnología o actividades, o bien una expansión. Según se estipula en el Plan de Acción Ambiental y Social, la compañía actualizará sus procedimientos de preparación y respuesta ante emergencias, a fin de abordar esas brechas. 

Presentación constante de información a las comunidades afectadas: Según se estipula en el Plan de Acción Ambiental y Social, la compañía publicará anualmente en su sitio virtual un informe acorde con las directrices de la Global Reporting Initiative (Iniciativa mundial para la presentación de informes). 

Inclusión de las partes interesadas: Los datos básicos de referencia sobre las partes interesadas locales se empezaron a establecer durante la fase de determinación del alcance de la evaluación de impacto ambiental, y ello incluyó un proceso de consulta. Si bien el proyecto no tiene vecinos en las cercanías inmediatas, la inclusión de las partes interesadas es otro elemento del sistema de gestión ambiental y social que debe fortalecerse identificando a las poblaciones de las inmediaciones e interactuando con ellas. Además, la compañía aumentará las comunicaciones sobre temas ambientales y sociales con esas partes interesadas externas, en consonancia con el Plan de Acción Ambiental y Social.

Comunicaciones externas y mecanismo de reclamaciones: Las comunidades no son vecinos inmediatos, ya que la más próxima dista 7,5 kilómetros de las operaciones de la compañía. Entre los posibles impactos sobre los vecinos cabe mencionar el tráfico de vehículos pesados que transportan caña de azúcar en las carreteras locales.

Actualmente VDP no tiene un método sistemático para las comunicaciones externas con las comunidades o el público en general; esas comunicaciones se manejan de manera ad hoc. Tampoco existe un mecanismo formal para aceptar las reclamaciones de las comunidades y actuar al respecto. El mecanismo de reclamaciones también incluirá y abordará las relacionadas con el personal de seguridad. VDP establecerá un procedimiento de comunicaciones externas y un mecanismo efectivo para las reclamaciones de las comunidades que permita evaluar, abordar, documentar las reclamaciones y preocupaciones sobre el desempeño ambiental y social de la compañía e informar al respecto. Asimismo, mejorará su actual sitio virtual para mantener informadas a las partes externas y brindarles un instrumento que les permita utilizar el mecanismo de reclamaciones externas para manifestar sus preocupaciones y quejas acerca de las operaciones de la compañía.

4.2. Condiciones laborales y de trabajo

Política de recursos humanos, condiciones de trabajo y términos de empleo: Al mes de junio de 2017, VDP como grupo tenía 1303 trabajadores. Cerca de 8% de su fuerza laboral está constituido por mujeres, de las que varias ocupan altos cargos directivos o desempeñan funciones de supervisión, de administración, técnicas y laborales. Durante la zafra (cosecha de la caña) se contrata con carácter temporal a 349 empleados. La legislación nacional brasileña rige todas las normas laborales y aborda todos los aspectos de las relaciones de empleo, incluidas las formas inaceptables de trabajo y otros temas como los de salud y seguridad ocupacionales, libertad de asociación y condiciones de trabajo. Las políticas de recursos humanos también están en consonancia con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y con los requisitos de la norma de desempeño No. 2. Los principales riesgos laborales para el sector comprenden los de salud y seguridad ocupacionales durante las operaciones tanto agrícolas como industriales. La función de recursos humanos forma parte del trabajo del equipo directivo en todas las operaciones, y cuenta con procedimientos documentados para la contratación y selección de empleados, la verificación de su edad, prácticas disciplinarias y terminación del empleo, términos de empleo (remuneración, beneficios, horario de trabajo, horas extra, días de descanso, recreos, capacitación y vacaciones) y también para combatir la discriminación y el trabajo infantil. Las condiciones de trabajo y los términos de empleo se comunican a los empleados durante su inducción en la empresa. Cada año, el ministerio de trabajo lleva a cabo auditorías planificadas o puntuales sobre las condiciones de trabajo.

La compañía busca contratar, mantener y motivar a su fuerza laboral ofreciendo un entorno de trabajo positivo. Suministra servicios médicos para el manejo inicial de las emergencias de salud. También brinda acceso a agua potable, cuidado personal e instalaciones sanitarias en todas las operaciones de campo (instalaciones móviles) e industriales. Asimismo, opera y subsidia dos cafeterías para el personal a través de un contratista de servicios de comida conocido internacionalmente, que asigna una importancia fundamental a las preocupaciones sobre la seguridad de los alimentos. La compañía imparte sesiones de capacitación y tiene salas de capacitación exclusivas en las que imparte a sus empleados pericias técnicas y conocimientos sobre seguridad y dicta cursos de gestión ambiental. El sueldo mínimo es de US$312 y VDP no tiene trabajadores migrantes.

Organizaciones de trabajadores: La legislación nacional consagra el derecho de organizarse y negociar colectivamente. Los empleados de VDP son miembros de tres sindicatos: Motoristas de Jales, Álcool de Aracatuba y Trabalhadores Rurais de Perreira Barreto. La gerencia de recursos humanos programa reuniones con los trabajadores para deliberar acerca de elementos de acción y temas emergentes. No se han producido mayores conflictos ni otras acciones, y la compañía considera que sus relaciones con sus empleados son armoniosas. VDP no tiene reclamaciones ni juicios pendientes por cuestiones laborales.

No discriminación e igualdad de oportunidades: VDP brinda igualdad de oportunidades de empleo a todos los empleados y postulantes, independientemente de su raza, color, religión, género, origen nacional, edad, discapacidad o estado civil. La compañía emplea a ocho personas con distintas aptitudes.

Mecanismo de reclamaciones: Si bien la compañía cuenta con un mecanismo de este tipo, no tiene ningún procedimiento formalizado y documentado dentro del sistema de gestión ambiental y social en relación con un mecanismo de reclamaciones y quejas de los trabajadores. El mecanismo de reclamaciones posibilita la radicación de quejas anónimas. Según se estipula en el Plan de Acción Ambiental y Social, la compañía establecerá un procedimiento que permita asegurarse de que las reclamaciones de todo tipo por parte de los trabajadores se reciban, registren, comuniquen y fiscalicen, con el mantenimiento de registros sobre las medidas adoptadas y la retroalimentación suministrada a los empleados acerca de cada reclamación.

Protección de la fuerza laboral: El grupo ha establecido en el proceso de contratación de empleados un procedimiento de verificación de la edad y especifica como edad mínima de contratación los 18 años.

Salud y seguridad ocupacionales: VDP ha establecido una política de salud y seguridad ocupacionales como parte de la implantación de su sistema de gestión ambiental y social. La compañía suministra y mantiene en todas sus instalaciones una infraestructura adecuada para alcanzar normas de seguridad operacional elevadas.

Los principales equipos son inspeccionados mensualmente por la compañía y anualmente por inspectores gubernamentales, emitiéndose certificados de cumplimiento con la periodicidad requerida. Hay manuales de seguridad de las operaciones y procedimientos operativos estándar basados en una jerarquía de mitigación de riesgos articulada en controles de ingeniería, controles administrativos y, por último, en equipos de protección personal derivados de un sólido proceso de evaluación de riesgos. Los equipos de protección personal incluyen elementos de protección contra la mordedura de víboras, que todos los empleados en el campo, incluidos los visitantes, deben ponerse obligatoriamente. En años recientes, VDP ha venido aplicando una cultura de prevención en cuyo marco las condiciones de trabajo adecuadas y el bienestar de las personas se consideran como objetivo de negocio.

No se han registrado casos fatales, y los accidentes han exhibido una tendencia a la baja. La capacitación sobre salud y seguridad ocupacionales fue decisiva para que en 2016 se produjera una disminución de 31% en el número de accidentes con respecto a 2015. La tasa de tiempo perdido debido a la frecuencia de lesiones fue de 17,2 en 2016, frente a 24,9 en 2015. 

Seguridad frente a incendios: VDP realiza una auditoría anual de los elementos de seguridad contra incendios y cuenta con medidas preventivas para reducir el riesgo de incendio, que comprenden un control constante de las instalaciones y un cronograma periódico de mantenimiento y control de extintores de fuego. Las instalaciones de la compañía están equipadas con sistemas antincendios adecuados que comprenden detectores y alarmas, extintores de fuego e hidrantes antifuego, todos los cuales se mantienen regularmente. VDP tiene un cuerpo de bomberos interno compuesto por seis bomberos profesionales. Periódicamente se realizan simulacros con participación del cuerpo de bomberos local.

Trabajadores contratados por terceros: Todos los principios de recursos humanos de VDP se aplican también por igual a los trabajadores contratados por los contratistas y los proveedores.  

4.3. Eficiencia de recursos y prevención de la contaminación

Eficiencia en materia de recursos: VDP presta atención a la eficiencia de recursos por medio de la mejora constante de sus procesos, la selección de equipos y fuentes de energía, la determinación de metas de reducción y la ejecución de programas de sensibilización de los empleados para reducir el consumo. Además, se aboca activamente a la conservación de agua y al reciclado.

VDP tiene un rendimiento medio de 89 t/Ha. El cultivo de caña de azúcar en las tierras donde opera la compañía representa la superación satisfactoria de un desafío, habida cuenta de que la zona es un entorno agropecuario dedicado tradicionalmente a la cría de ganado. No se efectúa ninguna quema de caña antes de la cosecha, que se realiza en “verde”. El proceso de adquisición tecnológica de VDP comprende un programa de gestión integrada de pestes y enfermedades, cuyo principal componente es el control biológico. Dicho programa se ha puesto en práctica en todas las operaciones de campo para promover el control sin productos químicos.

El sistema de gestión integrada de pestes incluye un mapeado y análisis de pestes y enfermedades para hacer el seguimiento de los umbrales sobre pestes. Otros componentes de dicho sistema comprenden un control físico y varias prácticas relativas a cultivos a lo largo de la temporada de cosecha. La actividad de investigación y desarrollo también incluye una variedad de pruebas, prácticas de gestión en cuanto a fertilidad de los suelos y ciclo de los nutrientes, control de malas hierbas, producción de materiales de cultivo libres de enfermedades, modelos y bases de datos sobre gestión integrada de cultivos, cultivo y cosecha mecanizados (sin ningún corte manual de caña), gestión de la energía, cogeneración y energía renovable, y gestión de residuos. La compañía cuenta con varios consultores locales e internacionales a los que recurre en busca de asistencia en sus procesos de innovación. Como nutrientes para sus cultivos, VDP utiliza fertilizantes químicos comunes, junto con el efluente de vinaza, torta filtrante, clarificación de jugos (cachaza o residuos del filtrado de caña) y ceniza de calderas. El fertilizante se suplementa con efluente de vinaza en 13.243 Ha de determinados campos seleccionados. Debido a la aplicación de vinaza y otros elementos orgánicos al suelo, se hace un seguimiento periódico de la calidad del agua subterránea, a través de nueve pozos de observación en Fazendas, Vitória y Bonito. La compañía utiliza herbicidas fáciles de conseguir, así como también agentes de maduración.

Todas las actividades de operación y mantenimiento a nivel industrial utilizan prácticas óptimas disponibles en el sector, con operaciones asistidas por computadora y con apoyo de los mejores servicios de consultoría de ingeniería externa disponibles en Brasil e internacionalmente.

Consumo de agua: El agua, proveniente del río Paraná y de pozos, está garantizada. La compañía tiene un permiso de agua para operaciones industriales emitido por la ANA (Agência Nacional de Águas, la autoridad hídrica nacional), que le permite extraer del río Paraná un máximo de 1000 m3/hora. Gracias a las eficiencias obtenidas en los procesos, la actual utilización de agua para fines industriales es de 395 m3/hora, con una demanda total de agua dulce de 0,9 m3 por tonelada de materias primas procesada. VDP ha instalado un sistema de filtrado de agua por ósmosis inversa para mejorar la calidad del agua y la eficiencia energética de sus calderas, con la consiguiente reducción de la frecuencia de purgado necesaria. El agua se recicla mediante la recuperación de condensados. La compañía también tiene una licencia para extraer 503 m3/hora de agua subterránea, cosa que se considera solamente como respaldo y actualmente no se utiliza. El consumo de agua por la compañía no afecta la disponibilidad de dicho recurso para las poblaciones humanas de las inmediaciones.

El agua para la producción de azúcar se enfría en torres, con una capacidad de flujo de 4500 m3/hora, equipadas para bajar la temperatura del agua entrante (47oC) a 26oC. Asimismo, hay una torre de enfriamiento de la vinaza, que produce un fluido a 50oC que resulta adecuado para el riego de campos.

Las precipitaciones en la zona, según se desprende de los datos meteorológicos, suelen rondar los 1500 mm por año y son la fuente de agua para los campos de caña de azúcar. Para hacer crecer la caña no se recurre a ningún riego suplementario. Recientemente, la compañía instaló un sistema piloto de riego por goteo en 300 Ha, como parte del proceso de innovación para aumentar sus rendimientos. Ese sistema piloto permitirá a VDP entender qué volumen de agua subterránea puede resultar viable y necesario de manera sostenible, desde los puntos de vista tanto ambiental como financiero, para incrementar el rendimiento de caña por hectárea.  

Proyectos de eficiencia energética y eficiencia de materiales: Actualmente, durante la zafra, VDP utiliza bagazo como biomasa para cogenerar electricidad. La red nacional eléctrica brasileña suministra energía eléctrica a todas las operaciones de la compañía tras el final de la zafra. El consumo anual total de electricidad asciende a 36.484.770 KWH. La cogeneración representa 36.191.492 KWH, es decir, 99% del total anual de energía utilizado. Todos los vehículos de la compañía operan únicamente con etanol producido internamente, lo cual hace de VDP una entidad de gran eficiencia energética, que utiliza 23,65 KWH/tonelada de caña procesada para la elaboración de alcohol y azúcar.

Prevención de la contaminación: Las principales fuentes de emisiones al medio ambiente y de riesgos de contaminación ambiental incluyen las emisiones a la atmósfera emanadas de la combustión de bagazo para generar vapor y electricidad, los efluentes líquidos de los distintos procesos y los residuos sólidos provenientes del procesamiento de azúcar. El principal residuo emanado de la destilería es la vinaza (10,7 litros por litro de alcohol producido). 

Emisiones a la atmósfera y calidad del aire ambiente: VDP efectuó recientemente mediciones de las emisiones de partículas por chimeneas para las calderas operativas (PM10 = 171 mg/Nm3). Esa cifra excede el límite estipulado según los requisitos de las directrices generales sobre salud y seguridad ambientales del Grupo del Banco Mundial (150 mg/Nm3). Sin embargo, la compañía también efectuó un análisis de la distribución atmosférica de partículas emitidas por chimeneas, utilizando datos reales sobre dichas emisiones y datos atmosféricos-meteorológicos locales para definir las isopletas de distribución y concentración de partículas en casetas de aire situadas más adelante de las chimeneas, haciendo una comparación entre los niveles proyectados y las directrices generales sobre salud y seguridad ambientales del Grupo del Banco Mundial para concentraciones en el aire ambiente. La distancia a las comunidades es considerable (la aldea más cercana dista 7,5 Km, en tanto que otras están situadas en un radio de entre 10 y 15 Km de distancia) y la zona alrededor de las operaciones industriales registra vientos que soplan en distintas direcciones. En el modelado se incluyeron los efectos de deflexión del flujo de aire hacia abajo y los impactos en cavidades. Dichos impactos, según el resultado del modelo, no se extienden más allá de 100 metros desde la chimenea. Las concentraciones de cavidades notificadas demuestran que las directrices sobre exposición de los trabajadores se cumplen.

El modelado de la dispersión en la atmósfera de los gases de las chimeneas muestra que los impactos en la calidad del aire provocados por las operaciones de VDP redundarán en una calidad del aire acorde con las directrices del Grupo del Banco Mundial en cuanto a aire ambiente y exposición de los trabajadores, y además no revela ninguna población en situación de riesgo en los receptores a sotavento. Las emisiones serán tales que la salud pública y el medio ambiente estarán protegidos de manera adecuada.

Emisiones de gases de efecto de invernadero: Todos los equipos de aire acondicionado en las dependencias de la compañía utilizan gas R-410A1, que no es nocivo para la capa de ozono. VDP establecerá un procedimiento de sistemas de gestión para el inventario de emisiones de gases de efecto de invernadero, de lo cual se informará anualmente a la CII.

Gestión de residuos sólidos: Los dos tipos principales de residuos (y su método de reutilización, tratamiento o eliminación) en las operaciones de VDP son los siguientes: (a) bagazo, cachaza o residuos del filtrado de caña, cenizas de caldera y residuos del lavado de la caña, materiales todos estos usados en el fertirriego; y (b) desechos provenientes de las actividades de sustento de la producción, tales como residuos domésticos y materiales de reciclado (papel, plástico, materiales de empaque, madera, etc.). La eliminación final y el reciclado se realizan por intermedio de contratistas de residuos de papel o plástico, que cuentan con licencia. Los residuos que no se reciclan (unas 50 toneladas anuales por zafra) se llevan al vertedero municipal de Santa Fé do Sul. El petróleo usado se vende para su reciclado a pequeñas refinerías, como la empresa LWART.    

Tratamiento de aguas residuales: Los efluentes industriales provenientes de las operaciones de los molinos de azúcar y las destilerías se mantienen en un tanque revestido ubicado dentro de las instalaciones industriales. El sistema está diseñado para tratar aguas residuales. La calidad de los efluentes se controla dos veces por año para asegurar el cumplimiento de los reglamentos nacionales en cuanto a aplicaciones al suelo. Los resultados muestran que los efluentes cumplirían las directrices del Grupo del Banco Mundial para la descarga de efluentes. Al final, los efluentes industriales tratados se envían a los campos de cultivo para mejorar la calidad del suelo. De conformidad con los reglamentos de la Compañía Ambiental del Estado de São Paulo (CETESB), el agua subterránea se controla para asegurarse de que dicha práctica no la afecte en absoluto. Las aguas residuales sanitarias provenientes de todas las instalaciones (unos 20 m3/día) se canalizan a pozos sépticos, a lo que sigue su tratamiento anaeróbico y aeróbico, luego su filtrado y por último su eliminación de rutina en función de los reglamentos nacionales. Los resultados relativos a la calidad del agua se evalúan en todos los casos en un laboratorio independiente y se registran en INMETRO. Como se enuncia en el Plan de Acción Ambiental y Social, la compañía evaluará la calidad de las aguas residuales en el punto de descarga de los tanques revestidos para las aguas residuales sanitarias, y la descarga al suelo para los efluentes industriales, comparando sus resultados con las normas reglamentarias de Brasil y las directrices generales de salud y seguridad ambientales del Grupo del Banco Mundial, e informará de ello a la CII.

Gestión de materiales peligrosos: Todos los materiales peligrosos se manejan siguiendo prácticas aceptables. La gestión, el reciclado y el descarte de residuos peligrosos se realizan por intermedio de Mejan Ambiental, contratista que cuenta con la debida licencia. Los contenedores de pesticidas son eliminados por CORPLAST.

Gestión de pesticidas: Todos los pesticidas y materiales peligrosos se almacenan en una estructura que cumple requisitos para el manejo seguro de materiales y derrames, con el impartido de capacitación al respecto, y donde también hay puestos para el lavado de ojos. En todas las operaciones, la compañía eliminará el empleo de formulaciones químicas de clases 1a/1b y 2 según la OMS. Asimismo, suministrará equipos de protección personal adecuados sobre la base de planillas de datos sobre seguridad de los materiales y/o de tarjetas internacionales de seguridad química para los materiales utilizados. VDP presentará pruebas documentales de la capacitación de los empleados que manejen pesticidas específicamente en cuanto al empleo de equipos de protección personal adecuados sobre la base de planillas de datos sobre seguridad de los materiales y/o de tarjetas internacionales de seguridad química, e integrará plenamente procedimientos de gestión de pesticidas en el manual de procedimientos del sistema de gestión ambiental y social. Además, llevará un seguimiento constante de los niveles de colinesterasa en los trabajadores que apliquen pesticidas.

4.4. Seguridad de las comunidades:

VDP ha establecido la “Linha Etica Ramal 9011” para que las comunidades puedan manifestar sus preocupaciones. Como parte de la gestión del fertirriego con vinaza en determinados campos seleccionados, la compañía lleva a cabo un programa comunitario con ganaderos de las inmediaciones para el control de la Stomoxys calcitrans, una mosca que ataca al ganado. Ese programa de control fue elaborado por consultores especializados, que también vigilan su eficiencia y eficacia en cuanto a reducir las poblaciones de moscas. 

Tal como se estipula en el Plan de Acción Ambiental y Social, la compañía mejorará aún más sus procedimientos a fin de que el transporte de caña se realice de manera que reduzca al mínimo los riesgos para la salud y seguridad comunitarias, incluidas medidas de prevención de accidentes, tales como límites de velocidad adecuados y prácticas de conducción vehicular sin riesgos.

Personal de seguridad: VDP tiene tanto guardias de seguridad internos como contratistas externos para la seguridad del sitio. El personal de seguridad verifica de manera corriente los documentos de identificación en los portones de ingreso y también efectúa una fiscalización de la seguridad; varios de los guardias están armados. Los procedimientos operativos en consonancia con el Plan de Acción Ambiental y Social incluirán los siguientes elementos: (a) de qué manera se llevará la gestión de los cuerpos de seguridad de conformidad con los requisitos de la norma de desempeño No. 4 de la IFC según lo descrito en los párrafos 12-14; (b) la contratación del personal de seguridad incluirá (i) la investigación de los potenciales trabajadores para verificar si tienen antecedentes delictivos o han cometido abusos de los derechos humanos, así como (ii) capacitación en cuanto a la política de seguridad y el código de conducta de la compañía; (c) se preparará un procedimiento a nivel de toda la compañía para abordar y gestionar cualquier riesgo que se haya identificado, en consonancia con los Principios Voluntarios de Seguridad y Derechos Humanos de las Naciones Unidas; (d) como parte de su política de inclusión de las partes interesadas, la compañía comunicará a sus trabajadores y las comunidades afectadas los arreglos de seguridad y les impartirá capacitación al respecto; (e) se establecerá un sistema de respuesta ante incidentes que involucrará a los cuerpos de seguridad, a fin de asegurarse de que todos los incidentes se registren y se les dé respuesta utilizando medidas disciplinarias adecuadas donde sea necesario.

Mecanismo de reclamaciones de la comunidad: Según se describe en la norma de desempeño No. 1, VDP formalizará y comunicará un procedimiento en relación con las reclamaciones de la comunidad.

4.5. Adquisición de tierras y reasentamiento involuntario:

La compañía no tiene ningún juicio pendiente por cuestiones de tierras.

4.6. Conservación de la diversidad biológica y gestión sostenible de los recursos naturales vivos:

En las inmediaciones no existen hábitat naturales ni críticos. Un examen documental ha permitido constatar que las operaciones de VDP no incursionan en ninguna reserva natural. La aplicabilidad de esta norma de desempeño está limitada a la gestión sostenible de los recursos naturales vivos por parte de la compañía, a través de la aplicación de buenas prácticas de gestión específicas del sector. La compañía ha desarrollado una reserva forestal de 70 Ha, habiendo plantado hasta la fecha 117.000 especies de árboles nativos. La definición y aplicación de actividades específicas de gestión y conservación debidamente aprobadas ha contribuido a la conservación y mejora de la flora y la fauna, que anteriormente consistían en un número limitado de reptiles, aves, roedores de campo y una flora muy escasa. Asimismo, se elaboró un plan de conservación ambiental que incluye técnicas de gestión y conservación aprobadas y requeridas, así como programas conexos y actividades de gestión de desechos aprobadas.

Últimamente, las poblaciones locales de aves aumentaron tanto en número como en cantidad de especies y a ello cabe agregar que el cultivo de caña de azúcar no afectó la fauna natural. Asimismo, la cubierta vegetal ha enriquecido la flora, los árboles y las zonas verdes, que posibilitan una mejor oxigenación de la atmósfera y sirven de bases de anidado y descanso y de corredores de movimiento para las aves y otras especies de fauna. 

Como parte del programa de conservación, VDP realiza estudios de identificación y censo de aves, medida que permite identificar y cuantificar las especies presentes y ayuda mucho a mantener la diversidad biológica, que representa uno de los principales compromisos de la política de gestión integrada de la compañía.

5. Acceso Local a la Documentación del Proyecto


-Sr. Alberto Otoya
Gerente General,
Vale do Parana
Rod. Dos Barrageiros (SP-595) Km 84, Zona Rural,
Suzanopolis - SP
Tel. +55 (18) 3706-9010
Email: Alberto.otoya@valedoparana.com.br

-Sra. Genner Fabris Florencio
Supervisora de Normatização,
Vale do Parana
Rod. Dos Barrageiros (SP-595) Km 84, Zona Rural,
Suzanopolis – SP
Tel. +55 (18) 3706-9010
Email:gflorencio@valedoparana.com.br

6. Plan de Acción Ambiental y Social. Favor ver documento adjunto.