Gestión del riesgo ambiental y social

Todos los proyectos de la CII con empresas tienen que incluir una descripción del impacto ambiental y social que causarán y de todas las medidas correctivas necesarias. Los clientes también tienen que preparar un Plan de Acción Ambiental y Social (PAAS), que se adjunta al contrato de préstamo. Si es necesario, el equipo de expertos en gestión ambiental de la CII ayuda a los clientes a preparar el PAAS.

Las instituciones financieras que utilicen fondos procedentes de la CII para hacer préstamos o inversiones deberán atenerse a la Lista de actividades excluidas de la CII y asistir al curso de gestión de riesgos ambientales que imparte la Corporación anualmente.

Todas las empresas e instituciones financieras clientes tienen que presentar informes anuales de desempeño ambiental durante el tiempo que dure la operación.

Gestión del riesgo ambiental y social: Operaciones con empresas

El equipo de la CII encargado de cuestiones ambientales habitualmente remite a los clientes que solicitan financiamiento para sus proyectos a los siguientes recursos, que les resultarán útiles para realizar la revisión ambiental y social:

Gestión del riesgo ambiental y social: Para instituciones financieras

La CII considera que, cuando una institución financiera se toma en serio la gestión de riesgos ambientales y sociales, se asegura de que sus clientes abordan con responsabilidad las cuestiones relacionadas como la contaminación, la salud, la inocuidad y la calidad de sus productos. La CII cree, asimismo, que el proceder de dichas instituciones no solo ayuda a los clientes a evitar multas y otras sanciones, sino que les resulta rentable. De hecho, la gestión de este tipo de riesgos reduce la necesidad de establecer reservas para préstamos minorados, mejora los resultados y balances generales y aumenta el patrimonio de los accionistas.

La contaminación, los residuos y los riesgos similares son producto del uso ineficiente o incorrecto de los recursos. Las empresas que operan de forma limpia y eficiente pueden ser más competitivas y rentables. Los clientes que llevan a cabo una buena gestión ambiental pueden mejorar la cartera y los resultados de las instituciones financieras que los respaldan. Las instituciones financieras que gestionan de manera proactiva los riesgos ambientales mejoran su propia imagen en el sector financiero y tienen más probabilidades de atraer financiamiento en el mercado internacional.

La CII puede ayudar a las instituciones financieras clientes a gestionar los riesgos ambientales y sociales dándoles apoyo para redactar y poner en práctica políticas y procedimientos, aprovechar oportunidades de negocio y comprender mejor los beneficios de la gestión ambiental y social en sus carteras, defender ante sus clientes la necesidad de mejorar la eficiencia operativa y la gestión ambiental para ser más competitivos en los mercados nacionales e internacionales y adquirir conocimientos mediante el curso de gestión de riesgos ambientales para el sector financiero que imparte la CII.

El objetivo de los siguientes recursos y herramientas adicionales es ayudar a las instituciones financieras a implantar procedimientos de gestión de riesgos ambientales: