GINSA II

Para consultas y comentarios para la CII, contacte con:
El equipo de Comunicaciones de la CII
Correo electrónico: divulgacionpublica@iadb.org

Para consultas acerca de proyectos, incluyendo preguntas medioambientales y sociales relacionadas con las inversiones de la IIC, por favor, contacte con el cliente o con la CII utilizando la información de contacto proporcionada anteriormente. Adicionalmente, las comunidades afectadas por alguno de nuestros proyectos tienen a su disposición el acceso al Mecanismo Independiente de Consulta e Investigación de la CII.
Teléfono:+1 (202) 623-3952
Fax: +1 (202) 312-4057
Dirección: 1300 New York Ave. NW Washington, DC. USA. 20577
Correo electrónico: mecanismo@iadb.org o MICI@iadb.org

Número de proyecto: 
NI3846A-02
Fecha prevista para consideración del Directorio: 
07/10/2014
Fecha de publicación: 
03/09/2014
Compañía: 
Ganadería Integral de Nicaragua, S.A. (“GINSA”)
Entidad Patrocinadora: 
No aplica
Monto de Financiamiento Solicitado: 
Hasta US$50 millones
Sector: 
Ganadería y avicultura
Ubicación: 
Villa El Carmen, Nicaragua
País: 
Alcance y objetivo del proyecto: 

Ganadería Integral de Nicaragua S.A. (“GINSA”) es una empresa relacionada del Grupo Viz de México (“Sukarne”, www.sukarne.com). GINSA fue creada en 2008 y está localizada en el municipio Villa El Carmen, a 35 km de Managua aproximadamente. GINSA es un productor de carne vacuna con instalaciones para el engorde y cuidado de ganado, planta de almacenamiento y proceso de alimentos, así como instalaciones para transporte, manejo, compra y venta de ganado. 

El proyecto de GINSA consiste en construcción, montaje y arranque de una planta de sacrificio de ganado (con capacidad nominal de 180.000 cabezas de ganado anualmente), expansiones en las instalaciones de corrales y planta de alimentos para manejo de inventario de hasta 50.000 cabezas de ganado.  Con este proyecto GINSA consolidará su posición de comercial de ser un productor integrado en Nicaragua con las fases de engorde, sacrificio y proceso, comercialización y exportación de carne vacuna.

El préstamo de la CII consistirá de un préstamo A de hasta US$5 millones, un préstamo B de bancos participantes hasta por US$25 millones y un préstamo C del Banco Nacional de Comercio Exterior, S.N.C. de México hasta por US$20 millones. Éste es el segundo préstamo de la CII a GINSA. El primer préstamo de la CII a GINSA por US$10 millones fue en el 2012.

Nicaragua es un productor agroindustrial importante en América Central. Nicaragua reporta superávit en la producción de ganado y exportación de carnes. El préstamo de la CII ayudará a complementar la inversión extranjera en Nicaragua, a generar empleo y crear dinamismo en un sector importante de la economía nicaragüense. Las exportaciones de carne y ganado bovino –el segundo mayor rubro de las exportaciones en Nicaragua– representaron más de US$228 millones en el primer semestre del 2014.  El Grupo Viz, a través de GINSA, continúa intercambiando información y experiencia con varios actores del sector agrícola y ganadero en Nicaragua incluyendo gremios del sector, así como entidades asociadas al gobierno de Nicaragua.

El Grupo Viz, con la marca Sukarne, es un productor integrado de proteínas y el mayor productor de carnes en México con exportaciones anuales de más de US$400 millones a varios mercados internacionales como Estados Unidos de América, Japón, Rusia, Corea del Sur y otros. El Grupo Viz, con sus oficinas principales en Culiacán (Estado de Sinaloa), tiene cinco centros de producción en México, además de una red de distribución y comercialización de cobertura nacional en México.
 

Revisión de temas medioambientales: 

Aspectos ambientales y laborales:

Se trata de un proyecto de categoría B según la Política de Sostenibilidad Ambiental y Social de la CII porque puede tener como resultado ciertos efectos que pueden evitarse o mitigarse siguiendo normas de desempeño, directrices y criterios de diseño generalmente reconocidos. Los principales aspectos ambientales y laborales relacionados con el Proyecto son: eficiencia en el uso de recursos y prevención de la contaminación, trabajo y condiciones laborales, salud y seguridad de la comunidad.

El Grupo Viz, tiene cuatro plantas en México similares a la que está en construcción en Nicaragua. Durante la evaluación del proyecto se visitó GINSA en Nicaragua, así como una planta de la empresa Sukarne localizada en Michoacán (México). Las plantas de Sukarne en México tienen un Sistema de Administración de Sustentabilidad que incluye las políticas, manuales y procedimientos en temas de salud, seguridad y medio ambiente. Para atender estos aspectos cuentan con una estructura directiva  corporativa con gerentes corporativos en los temas de medio ambiente y seguridad industrial y con coordinadores locales por disciplina en cada planta, responsables de implementar los correspondientes planes de gestión ambiental y seguridad industrial. Este esquema se hará extensivo a la planta de faena de GINSA en Nicaragua, como ya lo es para el engorde de ganado.

Como empresa afiliada, GINSA tiene todo el apoyo de Grupo Viz, por lo cual GINSA implementará las buenas prácticas internacionales que sigue el grupo en el manejo de los aspectos ambientales y de salud y seguridad ocupacional, así como el programa de responsabilidad social empresarial. GINSA cumple la normativa nicaragüense aplicable a su operación existente, como lo hará con la nueva. La CII requerirá que GINSA mantenga un coordinador de asuntos ambientales y de salud ocupacional para atender estos aspectos asociados a sus operaciones y asegurar el cumplimiento de la normativa nicaragüense, así como los requisitos ambientales y laborales de la CII.

Gestión ambiental y obtención de permisos. GINSA cuenta con 250 corrales para engorde de ganado. Con el fin de alcanzar una capacidad de engorde de 50.000 cabezas de ganado necesita aumentar el número de corrales hasta 550, para lo cual debe ampliar el permiso del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (MARENA) obtenido en 2008, así como para ampliar la capacidad de su planta para producción de alimento para el ganado. A su vez cuenta con un permiso para la construcción de un matadero de ganado bovino con capacidad de 500 cabezas diarias otorgado por MARENA en mayo de 2014. Para la obtención de dicho permiso debió presentar un Estudio de Impacto Ambiental (EIA) y un Documento de Impacto Ambiental (DIA) los cuales fueron sometidos a un proceso de consulta pública en la municipalidad de Villa El Carmen en marzo de 2014. Los corrales y demás instalaciones para engorde de ganado, así como la planta de alimentos, se encuentran en operación actualmente, mientras que el matadero se encuentra en construcción.
 

Al igual que las plantas del grupo en México, GINSA buscará la certificación ISO 9001, ISO 14001, OHSAS 18001 y HACCP para el matadero.
 

Uso de la tierra. El área de proyecto se localiza fuera de áreas naturales protegidas y presenta características de ecosistema propias del bosque tropical seco completamente intervenido por actividades agropecuarias. En el pasado hubo en la zona aprovechamiento de los suelos como pastizales para la cría de ganado y para actividades agrícolas. No existe población aledaña al predio que pueda ser afectada por el proyecto, aunque existen urbanizaciones en la zona de influencia.  GINSA cuenta con un permiso de uso de suelo para construir la planta de procesamiento de carne otorgado por la Municipalidad de Villa El Carmen. A su vez, cuenta con un permiso del Instituto Nacional Forestal (INAFOR) para la extracción de los árboles necesarios para la construcción del proyecto, y del Ministerio de Energía y Minas (MEM) y del MARENA para la extracción y uso de materiales del terreno.

Abastecimiento de agua y manejo de efluentes líquidos. GINSA cuenta con dos pozos operativos para el abastecimiento de agua a la operación ganadera y tiene autorización de la Administración nacional del Agua (ANA) para perforar dos pozos más para abastecer la planta de procesamiento. Una vez que los mismos se hayan realizado y se haya hecho el estudio hidrológico correspondiente, así como también se haya evaluado la aptitud de la calidad del agua, se deberá gestionar el correspondiente permiso  para su explotación.  Las perforaciones se estaban realizando durante la visita realizada.

Asimismo, GINSA ha obtenido los permisos requeridos por otras autoridades competentes como son el Ministerio Agropecuario y Forestal (MAGFOR), Instituto Nacional Forestal (INAFOR) y la alcaldía municipal. El MARENA realizará las inspecciones que considere necesarias con o sin previo aviso a las instalaciones del proyecto a fin de verificar el cumplimiento de la normativa nacional aplicable.
 

El engorde de ganado se lleva a cabo de manera intensiva dentro de corrales donde el ganado está confinado y recibe agua y alimento. El alimento para el ganado se produce en una planta dentro de las instalaciones de GINSA. Las aguas residuales que se generan en el área de los corrales y la planta de alimentos durante las tareas de limpieza así como las aguas pluviales que drenan de los corrales son conducidas por canales hasta el sistema de tratamiento de efluentes implementado por la empresa.  Dicho sistema consiste en una laguna de sedimentación, un canal de 800 m. que conduce a una laguna anaeróbica, seguida de una laguna facultativa y, un biofiltro para luego descargar a un cuerpo de agua libre de contaminación. El sistema de tratamiento cuenta con la aprobación de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillado (ENACAL) y del Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales (MARENA).  La empresa debe monitorear la calidad del efluente final para constatar el cumplimiento de la normativa local. Sin embargo desde que la planta fue construida el régimen de lluvia ha sido inferior a los promedios y no se han terminado de llenar las lagunas por lo cual aún no existen vertidos del sistema.

Los efluentes líquidos del matadero tendrán alto contenido de DBO, DQO, sólidos en suspensión y grasa. Para la planta de tratamiento se utilizará un sistema que opera en forma similar al anterior y el cual se encuentra en construcción. El sistema lleva un pretratamiento por separado según el origen de los residuos. En el caso de la matanza, se colocará una criba rotatoria para retención  de sólidos; en el área de subproductos se colocará una trampa de grasas, y en el caso de los residuos de corraletas se colocará una criba hidrostática y un sedimentador. Estos flujos se unifican y proceden hacia una pila de hidrólisis con capacidad de retener sólidos y grasas, una criba hidrostática, un digestor anaeróbico, un filtro descendente y dos biofiltros de flujo horizontal. El digestor anaeróbico se cubrirá para recolectar biogás y así poder cuantificar su capacidad de generación. Para los biofiltros se utilizarán especies vegetales adaptadas al medio y ya probadas en unidades de tratamiento de similares características.

Las aguas residuales domésticas del matadero, estimadas en unos 55 m3/día, provendrán principalmente de los servicios higiénicos del personal, la lavandería y del área del comedor de empleados y serán conducidas para su tratamiento a una fosa séptica con filtro anaerobio de flujo ascendente diseñada para retener el flujo hidráulico de 1 día más el lodo estimado para un año de funcionamiento, seguida de un pozo de absorción. El efluente deberá cumplir los parámetros establecidos en la normativa nicaragüense.

Emisiones atmosféricas y ruido. El acceso al sitio de proyecto es a través de caminos pavimentados. Durante la fase de construcción, así como en la zona de corrales no pavimentada, los caminos se riegan periódicamente para reducir la emisión de polvo por el tránsito de vehículos y maquinaria. Adicionalmente, GINSA está llevando a cabo un programa de reforestación con especies nativas que servirá como barrera natural contra el polvo y la emisión de olores y para mitigar el impacto visual.

Durante la operación del matadero se utilizará combustible bunker en las calderas de generación de vapor. Las calderas son de tipo piro tubulares de cuatro pasos y deberán contar con los mecanismos que permitan controlar la combustión de tal manera de maximizar su eficiencia y reducir la contaminación.  

Se deberá constatar el nivel de ruido en las localidades cercanas una vez que la planta esté en funcionamiento. Sin embargo dada la lejanía de la planta y la existencia de cortinas vegetales se espera que no exista incidencia de la planta sobre las mediciones locales. A nivel interno, se deberá constatar que los niveles de ruido no superen los límites admisibles para la exposición de los trabajadores. En los lugares que esto suceda será necesario el uso de elementos de protección personal.

Manejo de  residuos sólidos y semi-sólidos. Los residuos que se generan son principalmente de tipo orgánico los cuales tienen en su mayoría valor comercial. GINSA no tendrá una planta de recuperación de grasa y proteína en esta etapa del proyecto, aunque existe como proyecto futuro. Mientras tanto otra empresa (Promotora Agropecuaria San Pedro S.A.) ha manifestado el interés de adquirir y procesar todos los residuos orgánicos que se generen. Asimismo, la sangre recolectada en la planta de faena se comercializa a otra empresa (PROTENA). El estiércol de los corrales se utiliza para enriquecimiento de suelos como fertilizante orgánico, y en un futuro GINSA va a instalar una planta de compostaje similar a las que tiene en las operaciones del grupo en México. 

Los residuos que no tienen valor comercial se destinarán a vertedero municipal, para lo cual deben contar con el aval de la Municipalidad de Villa El Carmen.  Los residuos peligrosos son manejados por una empresa licenciada. 

Salud y seguridad en el trabajo. GINSA aplicará el Sistema de Administración de Sustentabilidad de Sukarne que contempla la identificación de peligros, evaluación de riesgos y determinación de controles para el proceso, establece metas y objetivos y programas de seguridad e higiene. Asimismo incluye un programa de preparación y respuesta a emergencias  entre las que se destacan: prevención y control de derrames,  planes contra huracanes, incendio e inundaciones y prevención de accidentes.

El principal riesgo del matadero es el escape de amoníaco por ser un gas irritante. Para ello el grupo utiliza el método del “Process Safety Management” (PSM) de la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional de los Estados Unidos (US OSHA-1926.119) que establece procedimientos, criterios de diseño y programas de auditoría para manejar productos peligrosos en la industria, involucrando al trabajador así como a los contratistas y proveedores, brindando capacitación e información, e incorporando elementos de detección y de protección en caso de emergencias.     

La planta contará con sistemas de combate de incendio y elementos de primeros auxilios distribuidos para casos de accidentes. Los tanques de combustible serán aéreos con bermas de protección con capacidad para contener un volumen equivalente al 110% del volumen del tanque.

Prácticas laborales y aspectos sociales. GINSA cumple la legislación laboral nicaragüense y actualmente cuenta con unas 100 personas en su planilla laboral, que aumentará en 500 personas una vez que el matadero esté en funcionamiento. Los trabajadores reciben las prestaciones de ley y el salario que reciben es superior al salario mínimo. La empresa solamente contrata trabajadores que tienen la mayoría de edad para trabajar, cumpliendo la normativa laboral nacional. Actualmente no existe sindicato, pero los trabajadores tienen libertad para asociarse a uno si lo desean. GINSA tiene una participación activa en temas sociales de la comunidad a través del patrocinio del deporte (organización de torneos de fútbol), la mejora de la infraestructura y el ambiente (reparación de caminos rurales, programas de reforestación), el apoyo a la salud (campañas de medicina preventiva y de fumigación) y el aporte a la educación (programa de computadoras para escolares, celebración del día del maestro). 

Control y seguimiento. GINSA elaborará, a satisfacción de la CII, un Plan de Acción Ambiental y Social (PAAS) para asegurar el cumplimiento de la normativa nacional y las pautas de la CII con respecto a los aspectos medioambientales y de seguridad e higiene laboral. El PAAS incluirá, entre otros temas, la obligación de cumplir con la implementación de las medidas indicadas por el MARENA en el permiso ambiental, así como en el Programa de Gestión Ambiental (PGA) incluido en el EIA. Asimismo incluirá la preparación de un informe anual con información sobre la implementación de dichos compromisos y el seguimiento de parámetros ambientales y de seguridad laboral.