C.I. Falcon Farms de Colombia S. A.

For inquiries and comments to IIC, contact:
IIC’s Communications Group
E-mail: divulgacionpublica@iadb.org

For project inquiries, including environmental and social questions related to an IIC investment, please contact the client or the IIC using the contact information provided above. In addition, project affected communities have access to the IIC Independent Consultation and Investigation Mechanism.
Tel:+1 (202) 623-3952
Fax: +1 (202) 312-4057
Address: 1300 New York Ave. NW Washington, DC. USA. 20577
E-mail: mecanismo@iadb.org or MICI@iadb.org

Project Number: 
CO1092A-01
Expected Consideration Date by the Board: 
10/31/2001
Date Posted: 
09/27/2001
Company: 
Falcon Farms, Inc., Falcon Farms de Ecuador S.A.
Financing Requested: 
Sector: 
Agricultural Products
Location: 
Colombia y Ecuador
Country: 
Scope Objective: 
El proyecto propuesto ("Proyecto") contempla la compra de tierras, rosales y equipos de riego, además de la construcción de los invernaderos y obras accesorias que se requieren para el desarrollo de 48 hectáreas de rosales en invernadero para los mercados de exportación. La participación de la CII con financiamiento a largo plazo le permitirá a la compañía llevar adelante sus gastos de capital y mantener su competitividad.

Creación de empleos: Colombia se beneficia mucho con la floricultura, actividad de uso intensivo de mano de obra, que emplea a más de 75.000 trabajadores en forma directa y 50.000 en forma indirecta. En Ecuador, la industria de la flor emplea a cerca de 100.000 personas directa e indirectamente. El proyecto que se contempla debería generar cerca de 700 nuevos empleos directos en Colombia y Ecuador.

Generación de divisas: Según cifras proporcionadas por el DANE (una oficina de estadísticas del gobierno colombiano), en el 2000, entre las exportaciones no tradicionales, la industria de la flor ocupó el primer lugar en tanto generadora de ingresos a escala internacional. La producción correspondiente está orientada completamente hacia las exportaciones y tan sólo el cinco por ciento (5%) de la producción total se destina al consumo interno.

Consolidación de mercados exportadores tradicionales y desarrollo de nuevos: Cerca del 80% de las exportaciones de flores colombianas tiene como destino a los Estados Unidos, país cuyo mercado, cifrado en cerca de US$10.000 millones según los cálculos, se está desarrollando rápidamente con la incorporación de los supermercados a este ramo de actividad. Otro mercado importante es Europa, que tiene el consumo per cápita más elevado del mundo, y que consume cerca del 11% de las exportaciones de flores colombianas. Japón, Finlandia, Europa oriental y ciertos países sudamericanos presentan oportunidades interesantes, toda vez que la penetración en sus mercados todavía está en una etapa incipiente.

Apoyo a grupos empresariales locales: En años recientes la industria de la flor ha sufrido grandes cambios, conforme entidades de talla internacional como Dole Inc. ingresaron en este ramo de actividad decididas a captar una cuota de mercado importante. Por ende, la ejecución de este proyecto brindará apoyo a un grupo de empresarios locales que siguen controlando su empresa tras competir con éxito con grandes entidades multinacionales.

Otros beneficios económicos: La industria de la flor es vital para otros sectores, como los del plástico, el cartón, la goma, la madera, los productos agroquímicos y el transporte carretero y aéreo. El cultivo de flores tuvo importancia en el desarrollo económico de varios municipios colombianos. Este proyecto también ayudará a consolidar la industria de la flor en Ecuador, brindando asimismo apoyo al sistema de dolarización recientemente adoptado.

Environmental Review: 
Se trata de un proyecto de categoría III según el procedimiento de revisión medioambiental y laboral de la CII porque puede tener como resultado ciertos efectos que pueden evitarse o mitigarse acatando normas de desempeño, directrices y criterios de diseño generalmente reconocidos. Se analizaron los siguientes efectos potenciales del proyecto en materia medioambiental, de salud y de seguridad: manejo y aplicación de productos agroquímicos; suministro de agua; eliminación de residuos líquidos y sólidos; almacenamiento en frío sin clorofluorocarbones; suministro de equipos protectores personales y capacitación de los empleados; exámenes médicos periódicos para los empleados que manejan productos químicos; y otras cuestiones laborales.

Falcon Farms se propone obtener la certificación ISO 14001 (certificación para sistemas de gestión ambiental) para todas las granjas. La compañía ya ha sido objeto de estudios ambientales y sociales en la Granja Porvenir (Diagnóstico de Funcionamiento en el Componente Socio-Ambiental para la Implementación del Sistema Medioambiental ISO 14001), dirigidos a determinar los ámbitos requeridos de mejoras para poder aspirar a dicha certificación. Asimismo, Falcon Farms convino en observar las pautas del Flower Label Program (Sello Verde), que incluye requisitos ambientales y de higiene industrial para el sector.

No se permite el empleo de pesticidas y toxinas de gran persistencia en el tiempo que están prohibidos en Europa y los Estados Unidos. Preferentemente se utilizan productos biológicos cuando resulta posible. El empleo de todos los productos agroquímicos está debidamente asentado y documentado. Todos los fertilizantes, productos agroquímicos y pesticidas se emplean únicamente en dosis apropiadas. Se está, y se seguirá, ejecutando un programa para hacer un seguimiento de plagas y enfermedades a fin de reducir al mínimo el uso de agroquímicos. Además, estas sustancias se almacenan por separado en zonas seguras. En Colombia el mezclado de pesticidas se realiza en un lugar central y el producto se envía por bombeo a los distintos invernaderos para su pulverizado. Falcon Farms tomará medidas para prevenir pérdidas en las líneas, que incluirán el empleo de una sustancia colorante para poder determinar cuando el producto está fuera de las líneas, la utilización de tanques portátiles, el mezclado del producto en los tanques y el pulverizado desde los tanques en la zona de producción. Ello suele requerir el empleo de una menor cantidad de productos químicos, evita las pérdidas en las líneas y reduce la posibilidad de errores de comunicación.

Consumo de agua: No se tiene noticia de que el consumo de agua por las granjas tenga un efecto negativo en el suministro de agua local. Falcon Farm utiliza agua de pozo y agua de lluvia recogida con fines de riego para sus granjas (Alejandra, Porvenir, Torremolinos y Luisa) en Colombia. A su vez, en la granja Camila, en Ecuador, se utiliza agua tanto de pozo como tomada de un canal de riego. Se están estudiando métodos para reducir al mínimo el consumo de agua en las granjas. Por ejemplo, la compañía establecerá sistemas de riego por goteo controlado y tenderá a usar cada vez más agua de lluvia para el riego.

Eliminación de residuos líquidos: Falcon Farms velará por que los desechos de los baños se traten en forma adecuada para evitar contaminaciones e infiltraciones, asegurándose de que los tanques sépticos en sus granjas sean eficaces, estén ubicados en un lugar adecuado y sean de las dimensiones apropiadas.

La compañía también tratará el agua residual proveniente de las etapas posteriores a la cosecha. Las granjas (Alejandra, Torremolinos, Porvenir y Camila) que actualmente utilizan tiosulfato de plata (para bloquear los efectos del etileno) establecerán sistemas de tratamiento para asegurarse de que ese metal pesado no se elimine en forma inadecuada. Para ello, la plata se precipitará y se recogerá de la solución de tiosulfato de plata, tras lo cual será recolectada por una entidad autorizada que recicla el material. (Nota: el tiosulfato de plata se usa como filtro eficaz contra microorganismos, permitiendo así que los claveles absorban agua. Estas flores se colocan en dicha solución tras la cosecha. El etileno es una sustancia natural empleada para demorar el tiempo de florecimiento a fin de que la flor dure más para beneficio del consumidor.)

Residuos sólidos: Los residuos sólidos generados en las granjas se reciclan allí donde resulta posible, mientras que el resto se usa en vertederos. Actualmente, la compañía transforma los residuos vegetales de las flores en abono o humus.

Almacenamiento en frío: En sus zonas de almacenamiento en frío, la compañía emplea freón 22, sustancia refrigerante actualmente aceptable bajo el Protocolo de Montreal.

Salud y seguridad en el centro de trabajo: A los empleados se les proporcionan equipos protectores personales adecuados (v.g., máscaras, guantes y overoles cuando trabajan con productos químicos), seguro médico y primeros auxilios. Además, la compañía hace rotar las funciones de los empleados, y éstos reciben capacitación periódica en cuanto al manejo adecuado de pesticidas y productos químicos y en relación con otras medidas de seguridad y de tipo medioambiental. Tras la fumigación se observan los plazos para el reingreso en los invernaderos en función del tipo de producto usado y de los requisitos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Además, a los empleados que fumigan productos químicos se los somete periódicamente a controles médicos.

Aspectos laborales: La compañía tiene por política la de no permitir el trabajo de los menores de 18 años de edad. Los trabajadores de la planta no son miembros de ningún sindicato, pero tienen plena libertad para hacerlo si lo desean.

Seguimiento y presentación anual de informes: Los procedimientos de seguimiento de la compañía se describirán en el plan de gestión ambiental. La misma presentará un informe anual en el que se sintetizarán los datos de seguimiento en cuanto a manejo y aplicación de productos químicos, eliminación de residuos líquidos y sólidos, consumo de agua, salud y seguridad en el centro de trabajo, informes sobre accidentes, y cuestiones laborales. Además, le informará a la CII si cumple con las normas del Flower Label (programa Sello Verde) y acerca de sus avances en la implantación de la certificación ISO 14000 en sus granjas.